Arrestan y acusan de 15 cargos criminales al canadiense Joshua Boyle, quien estuvo 5 años secuestrado por los talibanes junto a su pareja

Boyle, de 34 años, fue rescatado en octubre junto a su esposa estadounidense, Caitlan Coleman y a sus tres hijos —nacidos en cautiverio— por soldados paquistaníes tras permanecer retenidos desde 2012 en Afganistán.
Enlace copiado
Enlace copiado
Boyle habla a la prensa en el aeropuerto de Toronto
Reuters
Se enfrenta a ocho cargos de agresión, dos de agresión sexual, dos de confinamiento ilegal, y uno por amenazas de muerte, entre otros.

Menos de tres meses después de su rescate tras haber estado secuestrado durante cinco años por parte de un grupo insurgente ligado a los talibanes, el canadiense Joshua Boyle fue arrestado acusado de 15 cargos criminales que incluyen agresión sexual y confinamiento ilegal.

Boyle, de 34 años, fue rescatado junto a su esposa estadounidense y a sus tres hijos —nacidos en cautiverio— por soldados paquistaníes tras permanecer retenidos desde 2012 en Afganistán .

Medios canadienses informan que las ofensas presuntamente ocurrieron desde el regreso de Boyle a Ottawa y que los cargos fueron presentados el 1 de enero.

Se enfrenta a ocho cargos de agresión, dos de agresión sexual, dos de confinamiento ilegal, y uno por amenazas de muerte, entre otros.

"Boyle se presume inocente" , le dijo su abogado Eric Granger a la BBC, "nunca antes había tenido problemas. Todavía no se han presentado pruebas, lo que es usual en esta etapa inicial. Esperamos con interés recibir la evidencia y defenderlo de estos cargos".

Se espera que Boyle comparezca ante un tribunal este miércoles.

Un miembro de las fuerzas de seguridad afganas en la provincia de Wardak
AFP/Getty Images
La pareja fue capturada cuando cruzó a la provincia afgana de Wardak.

No se pueden identificar a las posibles víctimas o testigos por estar en vigor una prohibición para publicar sus nombres.

La pareja fue secuestrada por la red Haqqani, alineada con los talibanes, mientras viajaba de mochileros.

Tras su liberación, Boyle dijo a los medios que sus captores habían matado a un cuarto niño y habían violado a su esposa.

La pareja ha estado viviendo en Canadá desde su rescate.

En diciembre, la familia se reunió con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y las imágenes de la reunión se compartieron en la cuenta de Twitter de Boyle.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

Newsletter