Asamblea venezolana denuncia interferencias a labor legislativa

Presidente del parlamento acusa al Tribunal Supremo de Justicia de ser el “bufete” del Gobierno, luego de que declaró inconstitucional la Ley de Amnistía.
Enlace copiado
Informe.  El opositor Henry Ramos Allup (centro), presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Informe. El opositor Henry Ramos Allup (centro), presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Asamblea venezolana denuncia interferencias a labor legislativa

Asamblea venezolana denuncia interferencias a labor legislativa

Enlace copiado
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Henry Ramos Allup, denunció ayer que la labor del Poder Legislativo bajo el control de la oposición ha sido obstaculizada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al que llamó el “bufete legal” del Gobierno.

“Este Órgano Legislativo está completamente asediado desde adentro y desde afuera. Tampoco los diputados del oficialismo contribuyen, ni en el debate ni en las comisiones”, dijo Ramos en una rueda de prensa en la que presentó un balance de los 100 días de actividad del foro legislativo.

El dirigente socialdemócrata afirmó que la gestión de la actual legislatura hubiera sido más productiva si no hubiera enfrentado la “obstrucción del bufete de la Sala Constitucional del TSJ” y del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Nuestra gestión hubiera sido más productiva si hubiéramos contado con la no interferencia del Poder Ejecutivo, de su bufete, que es el TSJ, y del CNE”, recalcó.

Agregó que el edificio legislativo es constantemente asediado por activistas partidarios del Gobierno, que agreden a periodistas y a los propios diputados opositores.

En la instalación de la Asamblea, Ramos advirtió que además del programa legislativo, la cámara propondría al país un mecanismo constitucional para finalizar adelantadamente con el gobierno del presidente Nicolás Maduro, pero la oposición expuso después que usará todo el abanico legal contra el Gobierno, desde pedir la renuncia de Maduro hasta activar un referéndum revocatorio.

Maduro afirmó el miércoles en la noche que ninguna de las propuestas de la oposición para sacarlo del poder tiene “viabilidad política”.

El jefe de la bancada opositora, Julio Borges, explicó en el balance que la Asamblea ha aprobado cinco leyes, incluyendo la polémica Ley de Amnistía, que busca liberar a un grupo de dirigentes opositores presos, la cual fue declarada inconstitucional por el TSJ.

Recordó que la anterior Asamblea, en la que el oficialismo ostentaba la mayoría y la presidía el dirigente oficialista Diosdado Cabello, aprobó tres leyes en cinco años.

Maduro promete crecimiento

Maduro dijo ayer que los primeros tres años de su gobierno de seis han sido difíciles y prometió que los próximos “van a ser de crecimiento, expansión y construcción del socialismo”.

“No ha sido fácil, han sido tres años candela, pero así como han sido candela, les prometo que estos tres años que vienen van a ser tres años de crecimiento, expansión, de felicidad social, de construcción del socialismo. Eso es lo que viene en Venezuela”, afirmó.

En una concentración en la Casa de Gobierno, Maduro recordó el triunfo “milagroso” que obtuvo el 14 de abril de 2013, tras la muerte del mandatario Hugo Chávez.

Lee también

Comentarios

Newsletter