Así fueron los casi seis meses de fuga de El Chapo Guzmán

El lunes próximo se iban a cumplir seis meses de la huida de Guzmán Loera del penal del Altiplano, situado en el centro de México, a través de un túnel que llegaba hasta un agujero en la ducha de su celda.
Enlace copiado
Así fueron los casi seis meses de fuga de El Chapo Guzmán

Así fueron los casi seis meses de fuga de El Chapo Guzmán

Enlace copiado
Después de encontrar vacía hace seis meses la celda 20 donde estaba encerrado el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, un custodio avisó por radio a su jefe: "Comandante, ¿me escucha? Hay un hoyo en la regadera".
 
Lea más en: Peña Nieto anuncia recaptura del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán 

A las 20:52 del 11 de julio de 2015, el líder del cártel de Sinaloa, de 58 años, había conseguido escapar por segunda vez de una cárcel de máxima seguridad. Ahora ha sido recapturado, según anunció hoy el presidente de México, Enrique Peña Nieto.
 
Una posible extradición a Estados Unidos, antes menospreciada por las autoridades mexicanas, podría estar esta vez en el destino del capo del narcotráfico más poderoso del mundo.

Lea también: EUA expresa su satisfacción por recaptura de El Chapo y felicita a México
 
El lunes próximo se iban a cumplir seis meses de la huida de Guzmán Loera del penal del Altiplano, situado en el centro de México, a través de un túnel que llegaba hasta un agujero en la ducha de su celda.
 
"Fallaron tantos sistemas a la vez que es demasiado enorme la falla para que sea circunstancial", escribió el periodista Raymundo Riva Palacio en su libro "La fuga de El Chapo: Crónica de un desastre".
 
A la distancia, el hoyo y el túnel de 1,500 metros con una motocicleta sobre rieles suenan a simple anécdota ante las omisiones, presuntas complicidades y fallos que se conocieron después.
 
Guzmán, el preso más famoso de México, llevaba 17 meses detenido. Su arresto en febrero de 2014 en Mazatlán, Sinaloa, había sido festejado como un logro histórico porque había estado prófugo desde 2001, cuando escapó de la cárcel de Puente Grande, de la que era amo y señor.
 
La segunda evasión, dos gobiernos más tarde, fue una bofetada en la cara para las autoridades que habían logrado recapturarlo. Peña Nieto había dicho que una nueva evasión sería "imperdonable". Pero ocurrió.
 
Al anunciar su captura hoy, el presidente celebró a través de Twitter: "Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido".
 
Por ser un preso de alto perfil se suponía que a "El Chapo" tenían que cambiarlo de celda con frecuencia. Que llevaba un brazalete electrónico y que era vigilado noche y día, incluso desde afuera de la cárcel.
 
Pero la noche de su fuga, cuando los agentes federales sentados frente a los videos de vigilancia reaccionaron y alguien fue a revisar la celda, habían pasado 26 minutos desde la desaparición de "El Chapo".
 
Había tenido tiempo suficiente: se calcula que el narcotraficante más poderoso del mundo necesitó de 15 a 20 minutos para salir por el túnel a una casa a medio construir edificada para la fuga.
 
Ahí lo esperaban sus secuaces para llevarlo por tierra y aire a Sinaloa, a unos 1,200 kilómetros al noroeste.
 
Desde entonces, más de 30 personas fueron detenidas, entre autoridades penitenciarias, custodios y supuestos cómplices, como su cuñado Édgar Coronel Aispuro -hermano de su esposa Emma, una ex reina de belleza-, el jefe de su equipo de abogados y dos pilotos de avión.
 
Dicen las autoridades que Guzmán estuvo a punto de ser recapturado en octubre entre las sierras y barrancas de Sinaloa, pero logró huir, herido por una caída. Circularon rumores de que estaba en Costa Rica o Argentina, pero la Marina mexicana lo siguió acechando en su terruño, donde se sentía protegido.
 
De acuerdo con el vicefiscal para delincuencia organizada Gustavo Salas, en la fuga de "El Chapo" en julio hubo una "conducta omisiva dolosa y consciente dirigida a favorecer la evasión del señor Guzmán". La fiscal general, Arely Gómez, dijo que el capo pagó "una cantidad muy fuerte de dinero".
 
Según la investigación, después de salir por el túnel Guzmán fue llevado por carretera a San Juan del Río, Querétaro, en el centro de México. Lo esperaban dos avionetas en una pista clandestina: una para ir a Sinaloa y la otra para desorientar.
 
Cuando anunció la fuga, el entonces comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, defendió la actuación de las autoridades y dijo que nada permitía sospechar los planes. Un mes y medio después tuvo que dejar el cargo.
 
El diálogo entre el custodio y su jefe al descubrir el hoyo en la "regadera" -palabra que en México es sinónimo de ducha- quedó grabado y parece sacado de una comedia de enredos.
 
"De qué tamaño", le pregunta el superior. "Grande, comandante, grande", responde el guardia. "Oye, ¿pero el interno no está ahí?", pregunta el jefe. "No, comandante no está".

Escuche también: Revelan audio y video de la fuga de El Chapo Guzmán
 
La evasión ayudó a alimentar la leyenda de "El Chapo". Surgieron máscaras de Halloween con su cara y canciones. También se anunció para el 15 de enero el estreno de la película "Chapo: El escape del siglo", del mexicano Axel Uriegas. Para el gobierno era un imperativo recapturarlo.

 

La DEA, la agencia antidrogas de Estados Unidos, ofrecía cinco millones de dólares por información para su captura. En México la recompensa era de 60 millones de pesos (3.5 millones de dólares). No se sabe si alguien la cobrará. Por lo pronto, el gobierno festeja: "El Chapo", por tercera vez, está detenido.
 

Tags:

  • chapo guzmán
  • recaptura
  • joaquín el chapo guzmán
  • el chapo
  • el_chapo

Lee también

Comentarios

Newsletter