Lo más visto

Más de Internacionales

Aumenta en las calles grito de “No es nuestro presidente”

Mientras Trump prepara su equipo de transición, las calles de varias ciudades se llenaron de manifestantes que no aceptan una presidencia del magnate.
Enlace copiado
Las minorías.  Jóvenes blancos, latinos, chinos, musulmanes, estudiantes y afroamericanos son algunas de las minorías que protestan por el resultado electoral.

Las minorías. Jóvenes blancos, latinos, chinos, musulmanes, estudiantes y afroamericanos son algunas de las minorías que protestan por el resultado electoral.

Arrestos.  En Oakland, California, las protestas se tornaron violentas y la policía arrestó a más de una decena de manifestantes.

Arrestos. En Oakland, California, las protestas se tornaron violentas y la policía arrestó a más de una decena de manifestantes.

Juventud.  Jóvenes universitarios se tomaron desde el miércoles las calles para protestar contra la elección de Trump, quien ganó en gran parte por el voto de los ciudadanos mayores de 45 años.

Juventud. Jóvenes universitarios se tomaron desde el miércoles las calles para protestar contra la elección de Trump, quien ganó en gran parte por el voto de los ciudadanos mayores de 45 años.

Aumenta en las calles grito de “No es nuestro presidente”

Aumenta en las calles grito de “No es nuestro presidente”

Enlace copiado
Desde Nueva York e Illinois a California, tanto en estados republicanos como demócratas, ardían todavía ayer protestas en contra de la elección de Donald Trump en que manifestantes cerraron vías, rompieron ventanas, desataron incendios y desafiaron las balas de goma y el spray de la Policía Antimotines.

Las protestas tuvieron su punto álgido en Portland, donde miles de personas se manifestaron y algunas rompieron vidrios, encendieron petardos y colectores de basura. La policía calificó los actos de motín y empleó “municiones no letales” para despejar las calles.

Unas 4,000 personas protestaban en las calles de Portland el jueves a última hora, con cánticos como “Rechazamos al presidente electo”.

Cerca de la medianoche, la policía comenzó a hacer retroceder a la multitud, que en ocasiones arrojó objetos, y arrestó a varias personas empleando granadas aturdidoras y algún tipo de gas lacrimógeno para obligar a la gente a marcharse.

Tras varias órdenes de desalojo, la policía dijo que los agentes emplearon “municiones no letales”, como spray de pimienta y proyectiles de goma. Imágenes en directo mostraron a los efectivos disparando lo que parecían ser elementos no letales. No estuvo claro de inmediato si alguien resultó herido.

El número de manifestantes siguió reduciéndose durante el miércoles en la noche y el jueves en la madrugada, y la policía anunció a los grupos restantes que se dispersaran o serían “objeto de arresto y del uso de agentes Antimotines”. La policía reportó 26 detenciones.

En todo el país, desde Nueva York a Chicago o California, tanto en estados demócratas como republicanos, cientos de manifestantes volvieron a echarse a la calle, aunque en menor número que en las noches anteriores.

El propio Trump respondió a estas protestas el jueves por la noche en Twitter: “Apenas tuvimos una elección presidencial muy abierta y exitosa. Ahora, manifestantes profesionales, incitados por los medios, protestan. ¡Qué injusto!”

En Denver, los disconformes lograron cortar brevemente el tránsito en la Interestatal 25, cerca del centro de la ciudad, el jueves por la noche.

Pence dirigirá cambio de mando

Pese a que abogó por la unidad en el primer discurso como presidente electo, Trump está colocando a sus más fervientes defensores y ultraconservadores en el equipo que diseñará el nuevo gabinete.

La Torre Trump, en el centro de Manhattan, fue escenario ayer de un constante trasiego de asesores y miembros del equipo de campaña de Trump, incluidos sus hijos Donald Jr., Eric e Ivanka, quienes preparan ya el que será el nuevo Ejecutivo que tomará las riendas del país a partir del 20 de enero.

La flamante oficina del presidente electo emitió un comunicado en el que informó que el vicepresidente electo, Mike Pence, se encargará de diseñar el traspaso de poder, que hasta ahora había sido responsabilidad del gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Además, anunciaron las figuras que formarán parte del nuevo equipo de transición, que incluyen a tres hijos del magnate neoyorquino, Ivanka, Donald Jr. y Eric, convertido en pieza central de los negocios y manejos políticos del presidente electo.

Los políticos que defendieron la candidatura de Trump desde los primeros días de campaña recibirán cargos de importancia en el equipo de transición y probablemente en el Gobierno.

El expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich podría optar a varios cargos, entre ellos secretario de Estado, al igual que el iracundo exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, quien podría tener un papel en Justicia, o el senador Jeff Sessions, quien podría mover los hilos del presupuesto desde la Casa Blanca.

Otro de los que tendrán un importante papel en el traspaso de poder entre la administración de Obama y Trump será Jared Kushner, magnate inmobiliario marido de Ivanka Trump, ideólogo de la exitosa campaña.

Lee también

Comentarios