Lo más visto

Más de Internacionales

BID: fuerte costo de violencia en México, Brasil, Colombia y Uruguay

En Brasil, un mayor sentido de inseguridad reduce el valor de las rentas que perciben las viviendas en las zonas urbanas; en México el alza del 1% e el número de homicidios causo una caída del 1.8% del precio de mercado de viviendas.
Enlace copiado
Enlace copiado
La violencia y el crimen han tenido un fuerte impacto económico en México, Brasil y Colombia, y en el caso de Uruguay llegó al 3.1% por ciento del producto interno bruto (PIB) en el año 2010, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgado hoy.

En Brasil, un mayor sentido de inseguridad reduce el valor de las rentas que perciben las viviendas en las zonas urbanas, y en México el aumento del uno por ciento en el número de homicidios tiene como consecuencia la caída del 1.8% del precio de mercado de las viviendas y se reduce el consumo eléctrico y el empleo.

También en México, los municipios con mayores niveles de violencia provocada por los cárteles del narcotráfico durante el período 2006-2010 tuvieron un rezago de 6.8% por año en el consumo de electricidad, frente a localidades menos violentas.

Los municipios con las tasas más altas de homicidio también experimentaron una reducción en su tasa de empleo y niveles más bajos de propiedad empresarial.

Los trabajos inéditos, encargados a especialistas de varios países de América latina y el Caribe, revelan que en Uruguay el costo económico de la violencia alcanza unos 1.200 millones de dólares al año, lo que equivale al 3.1% del PIB.

Los datos muestran también un "dramático impacto económico" sobre las mujeres, los jóvenes y el patrimonio de las familias y hasta en el peso que tienen los niños al nacer.

"Los hijos de las mujeres que han sufrido una violencia intrafamiliar tienen más riesgo de nacer con bajo peso, y pueden sufrir una salud más precaria, pues se vacunan menos y tienen más riesgo de sufrir diarreas", indica el informe del BID.

Otro estudio pone foco en los problemas de la delincuencia juvenil. En Colombia, los jóvenes que son capturados y enjuiciados tienen hasta un 15% menos de probabilidades de acudir al sistema de educación formal, lo que representa 0.9 años menos de educación.

Los trabajos fueron el resultado de un concurso convocado por el BID para medir con metodologías apropiadas e innovadoras el costo del crimen y la violencia en la región. De las 117 propuestas recibidas, ocho fueron seleccionadas para ser presentadas por sus autores en un seminario que se realiza hoy y mañana en la sede de la institución.

"El crimen tiene costos tangibles directos como los gastos en mantener infraestructuras privadas y públicas para combatirlo y prevenirlo", dijo Ana Corbacho, economista asesora sectorial de Instituciones para el Desarrollo del BID. "Pero las implicancias para el bienestar del crimen son potencialmente mucho mayores. El crimen no solo victimiza a individuos, siembra la desconfianza en las instituciones públicas", agregó.

El BID dispone de una cartera de proyectos ya terminados o en camino, con unos de 450 millones de dólares, para apoyar a las instituciones públicas que deseen desarrollar planes de prevención social enfocadas hacia el fomento de más oportunidades para jóvenes, mejoras de los entornos y espacios públicos, fortalecimiento de la gestión policial, la justicia penal y la rehabilitación.

Tags:

  • BID
  • Banco Interamericano de Desarrollo
  • Violencia
  • Crimen Organizado
  • América Latina

Lee también

Comentarios