Lo más visto

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet ratificó la creación de un Viceministerio de los Derechos Humanos que comenzará a funcionar a fines de este año.
Enlace copiado
Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Bachelet recuerda a Salvador Allende

Enlace copiado
La presidenta chilena, Michelle Bachelet, encabezó hoy los actos en recuerdo de los 43 años del golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

"Los ecos del más doloroso hito de nuestra historia reciente resuenan en estos pasillos", dijo la mandataria en un discurso en La Moneda, la Casa de Gobierno, donde murió Allende.

"Este es el epicentro de una historia que duraría demasiado, una historia de horror muerte y desapariciones, hechos vergonzosos, una historia terrible", agregó Bachelet, acompañada de familiares de Allende.

"Nuestros muertos merecen que honremos su memoria y no solo hoy, sino siempre. 43 años han pasado desde que se instalara momentáneamente la dictadura, pero hoy somos una sociedad que vive en libertad sin miedo", dijo la gobernante.

Bachelet ratificó la creación de un Viceministerio de los Derechos Humanos que comenzará a funcionar a fines de este año.

"Avanzar en una política integral de derechos humanos exige una institucionalidad a la altura que pueda centralizar iniciativas y acciones en esta materia", subrayó la mandataria.

Según informes oficiales elaborados en democracia, unas 38,000 personas fueron torturadas, desaparecidas o ejecutadas en el periodo dictatorial.


La voz de la calle


Las imágenes del 11 de septiembre de 1973 siguen vivas en la retina de muchos chilenos. También en su memoria. Miles de personas acudieron el domingo a la manifestación tradicional en honor a las víctimas de la dictadura (1973-1990) convocada por las agrupaciones de los familiares de detenidos y desaparecidos.

Portaron carteles gigantes mostrando la figura icónica del entonces presidente Salvador Allende, que falleció aquel día en la toma del palacio presidencial de la Moneda.



"Compañeros detenidos desaparecidos, presente. Compañero Salvador Allende, presente. Ahora y siempre, ahora y siempre", entonaron al unísono en una marcha pacífica llena de las fotos en blanco y negro de aquellas personas que desaparecieron tras el golpe y no volvieron a ser vistas.

Momentos antes, en la puerta de Morandé 80 —por la que accedía habitualmente el presidente a La Moneda— se depositaron coronas de flores, carteles y velas, recuerdos vivos de su legado, que se repiten unos metros más abajo, bajo la escultura de Allende que recuerda su figura y algunas de sus frases míticas ("Tengo fe en Chile y su destino") en la plaza de la Constitución de Santiago.

"Venimos a recordar a nuestros compañeros y aquel día, no como una celebración, sino como algo terrible que sucedió", dijo a The Associated Press Alfonso Murua, un asistente, quien era demasiado joven para haber vivido el golpe.

La marcha, acompañada por una fuerte presencia policial, se dirigió luego al cementerio general. Tras un acto cultural, se registraron actos violentos, como se ha vuelto habitual. Varios miembros de la prensa denunciaron ser atacados por encapuchados, que en algunos casos robaron sus equipos.



La policía contrarrestó la violencia con el lanzamiento indiscriminado de grandes cantidades de gases lacrimógenos que afectaron también a muchos niños y mayores que se encontraban en la zona.

Lee también

Comentarios