Baldetti cree que la nueva acusación en su contra es una pérdida de tiempo

"De verdad, esto me parece, honestamente, una pérdida de tiempo", dijo Baldetti a periodistas tras salir de un Juzgado del municipio de Villa Nueva, donde se celebró ayer, martes, la audiencia de primera declaración sobre esta nueva trama fraudulenta.
Enlace copiado
Baldetti cree que la nueva acusación en su contra es una pérdida de tiempo

Baldetti cree que la nueva acusación en su contra es una pérdida de tiempo

Baldetti cree que la nueva acusación en su contra es una pérdida de tiempo

Baldetti cree que la nueva acusación en su contra es una pérdida de tiempo

Enlace copiado
La exvicepresidenta de Guatemala (2012-2015) Roxana Baldetti aseguró ayer que la nueva acusación de corrupción en su contra es una "pérdida de tiempo" y que responde a un "show político".

"De verdad, esto me parece, honestamente, una pérdida de tiempo", dijo Baldetti a periodistas tras salir de un Juzgado del municipio de Villa Nueva, donde se celebró ayer, martes, la audiencia de primera declaración sobre esta nueva trama fraudulenta.

Según la Fiscalía, la ex alta funcionaria, junto con otras 14 personas, está acusada de participar en la adjudicación de un contrato para la limpieza del lago Amatitlán con una fórmula secreta que resultó ser "agua con sal".

La exvicepresidenta supuestamente utilizó su poder político para otorgar la concesión de un contrato para la limpieza del lago por valor de 137.8 millones de quetzales (17.96 millones de dólares) a la empresa israelí M. Tarcic Engineering LTD.

Su hermano, Mario Alejandro, ejerció de intermediario entre la empresa y el Estado, y fue quien coordinó "todas las acciones" para realizar "esta operación fraudulenta".

Entre las otras 13 personas está el excomisionado Presidencial del Agua Pablo Roberto González Córdova, a quien se le señala de hacer creer que el proyecto para limpiar el Lago de Amatitlán, propuesto por una empresa israelí, era la única solución.

El objetivo de esta estructura, según la investigación, era lograr a través de la creación de esta empresa la licitación por parte del Estado de Guatemala para "obtener un beneficio económico"

Cuestionada por este caso de corrupción en su contra, Baldetti dijo que en ningún momento mencionó el nombre de la empresa que se haría cargo de la limpieza de la cuenca y que era inocente: "Yo me declaro inocente, por supuesto que me declaro inocente".

A su juicio, en corrupción hay "temas interesantísimos" en los que se emplearon millones de quetzales de los guatemaltecos y avanzó que prestará declaración en el "momento procesal oportuno" y que, por ello, no dará más detalles: "Me están haciendo que declare antes de tiempo".

La audiencia de primera declaración, donde se les informa a los acusados los delitos por los que son acusados, fue aplazada para hoy. Durante la sesión del martes, la Fiscalía leyó la imputación a varios de ellos, y el miércoles continuará con este trámite.

En esta etapa, la Fiscalía también presentó una grabación de un testigo, empresario, quien señaló a González Barrios y a una empresa israelí de haberlo utilizado para lavar dinero en sus cuentas bancarias.

En la declaración, detalló que en una ocasión González Barrios le depositó en su cuenta la suma de 2,500,000 quetzales (unos 327,000 dólares) y le pidió que se los devolviera en efectivo. Como "agradecimiento" le entregó 50,000 quetzales (más de 6,500 dólares).

El empresario, a quien le solicitaron de nuevo realizar esta operación, sintió temor y presentó una denuncia, en la que aseguraba que desconocía cualquier tipo de detalles sobre este trámite.

Baldetti, quien será imputada por los delitos de fraude y tráfico de influencias, enfrenta otro proceso judicial tras ser acusada de ser la líder de la red de defraudación aduanera autodenominada "La Línea" y enfrenta, por ello, cargos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho activo.

La exvicepresidenta, quien renunció en mayo pasado por la presión de los numerosos escándalos de corrupción, se encuentra en prisión preventiva desde agosto.

En la misma situación está el expresidente Otto Pérez Molina (2012-2015), quien renunció al cargo en septiembre.

Ambos, Baldetti y Pérez Molina, esperan a que un juez decida si abre en su contra un juicio oral y público por esta trama aduanera que defraudó millones de dólares al Estado.

Tags:

  • baldetti
  • roxana baldetti

Lee también

Comentarios

Newsletter