Bélgica busca a atacante fotografiado en aeropuerto

Laachraoui habría sido quien fabricó los chalecos bomba empleados en los ataques terroristas perpetrados en París.
Enlace copiado
No es el último. La milicia radical advirtió de más ataques con “días negros” para los países que forman parte de la coalición.

No es el último. La milicia radical advirtió de más ataques con “días negros” para los países que forman parte de la coalición.

Bélgica busca a atacante fotografiado en aeropuerto

Bélgica busca a atacante fotografiado en aeropuerto

Enlace copiado
Autoridades belgas buscaban ayer a un hombre fotografiado en el aeropuerto de la capital junto a dos presuntos suicidas, mientras crecen los indicios de que las bombas en el aeropuerto y una estación de metro de Bruselas fueron obra de la misma célula del grupo extremista Estado Islámico que atentó en París el año pasado.

Varias personas al parecer vinculadas con los ataques estaban prófugas y el nivel de alerta en el país permanecía al máximo, significando que existe la amenaza inminente de otro ataque, dijo Paul Van Tigchelt, director de la comisión antiterrorismo de Bélgica.

Bélgica inició tres días de duelo y en oficinas gubernamentales, escuelas y lugares públicos se mantuvo un momento de silencio para honrar a los muertos. Reinaba un ambiente de perseverancia mezclada con la ansiedad porque hay todavía terroristas sueltos.

El fiscal federal belga Frederic Van Leeuw identificó a dos de los atacantes como hermanos: Ibrahim El Bakraoui, uno de los que se inmoló en el aeropuerto, y Khalid El Bakraoui, que atacó el tren subterráneo.

Los detectives allanaron el vecindario de Schaerbeek, en Bruselas, y hallaron una computadora en un recipiente de basura callejero, con una carta escrita por Ibrahim El Bakraoui diciendo que se sentía inseguro y que temía ser encarcelado. En un allanamiento de un apartamento donde los hermanos se habían quedado, la policía halló también 15 kilos de explosivos TATP, clavos y materiales para la fabricación de bombas, dijo el fiscal.

Van Leeuw dijo que las autoridades desconocen aún las identidades de dos hombres fotografiados junto con Ibrahim El Bakraoui en el aeropuerto. Dos de ellos eran atacantes suicidas; el otro es un hombre en un abrigo color claro y sombrero negro que huyó antes del estallido de los artefactos, dejando atrás un bolso lleno de explosivos que luego estalló, sin lastimar a nadie.

La capital de la Unión Europea se despertó blindada después de que 34 personas murieron y otras 200 resultaron heridas en los ataques del sábado. El grupo Estado Islámico, que estuvo detrás de los atentados que causaron 130 muertos en la capital francesa hace cuatro meses, reivindicó la responsabilidad por las bombas de Bruselas, que dejaron al descubierto la vulnerabilidad de Europa ante una milicia que intenta propagar la violencia más allá de sus bases en Oriente Medio. La policía realizó registros durante la noche y publicó una imagen de tres hombres caminando por el aeropuerto con carros portaequipajes en los que podrían llevar las maletas cargadas de explosivos.

El tercer hombre fotografiado en el aeropuerto está prófugo. Las autoridades no lo han identificado, pero el diario belga DH reportó que podría tratarse de Najim Laachraoui, a quien las autoridades buscan desde la semana pasada como cómplice de Abdeslam. Se cree que Laachraoui fabricó los chalecos bomba empleados en París, según un funcionario de la Policía francesa que dijo que se encontró ADN de Laachraoui en todos ellos y en un departamento de Bruselas donde se fabricaron.

Lee también

Comentarios

Newsletter