Lo más visto

Más de Internacionales

Bloqueos en batalla de crimen organizado

Los grupos del crimen organizado quemaron carros durante un enfrentamiento con fuerzas de la autoridad.
Enlace copiado
Enlace copiado
Grupos mexicanos del crimen organizado protagonizaron una batalla campal contra las fuerzas de seguridad en el sur de México, que incluyó 14 bloqueos en carreteras con 144 vehículos, muchos incendiados, informaron las autoridades.

La reacción del crimen organizado, a la que se sumaron pobladores de la región, empezó el viernes y continuó el sábado, después de que fuerzas federales ingresaron a la localidad de San Miguel Totolapan para asumir el control, ante enfrentamientos que se habían registrado entre dos grupos rivales.

“Se estableció que en las acciones de violencia participaron integrantes del grupo delictivo La Familia Michoacana y de Los Tequileros”, dijo el portavoz de seguridad del estado de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia. 

Primero los pobladores, incluidos mujeres y niños, trataron de impedir el ingreso de las fuerzas de seguridad a San Miguel Totolapan, en la región de Tierra Caliente. Después se produjeron bloqueos de carreteras e incendio de vehículos en varios sitios más contra el operativo.

Heredia dijo que todos los bloqueos ya han sido levantados y que San Miguel Totolapan “se encuentra en calma”. No hubo muertos y tres personas fueron detenidas desde el sábado.

Los presuntos miembros del crimen organizado incendiaron 14 camionetas, ocho autobuses, un camión, cuatro camionetas de carga, una grúa y un auto en carreteras y caminos de la zona. 

Además, usaron 38 taxis, 46 camionetas de pasajeros, cinco camiones y tres autobuses, entre otros, para obstaculizar el paso. 

La zona es codiciada por el crimen organizado porque es una región productora de marihuana y amapola, materia prima para la heroína. En muchas partes, los grupos delictivos actúan con la complicidad o con el apoyo bajo amenaza de los pobladores.

Heredia dijo que “algunas concesionarias de estaciones de gasolina negaron la venta de combustible a las fuerzas del orden” y que servicios de grúa se negaron a prestar sus instalaciones para los vehículos retirados de los bloqueos.

El sábado, además, siete periodistas que cubrían la noticia fueron asaltados por un grupo de aproximadamente 100 pistoleros que los interceptó en una carretera, los golpeó y les quitó equipo de trabajo.
 

Lee también

Comentarios