Lo más visto

Británicos dan la espalda a la UE y sacuden el bloque

En una jornada de votaciones se rompieron 43 años de relaciones. La campaña “Vota por salir” ganó con el 52 % de los votos, frente al 48 %.
Enlace copiado
Revés.  El primer ministro británico, David Cameron, junto a su esposa, Samantha, luego de anunciar que presentará su dimisión en octubre. Cameron fue quien prometió hacer un referendo en el Reino Unido.

Revés. El primer ministro británico, David Cameron, junto a su esposa, Samantha, luego de anunciar que presentará su dimisión en octubre. Cameron fue quien prometió hacer un referendo en el Reino Unido.

Británicos dan la espalda a la UE y sacuden el bloque

Británicos dan la espalda a la UE y sacuden el bloque

Enlace copiado
Los británicos dieron un portazo a la Unión Europea (UE) sin que sirvieran para evitarlo todas las advertencias del presidente estadounidense, Barack Obama, del Fondo Monetario Internacional (FMI) o de sus propios banqueros en la “City” londinense.

“La UE nunca más será lo que fue”, tituló el Times, y probablemente tenga razón. Las primeras consecuencias las asumió el primer ministro británico, David Cameron, quien anunció su dimisión. Entre los interrogantes abiertos están si habrá una megacrisis en Bruselas y si el Reino Unido sufrirá una recesión.

Durante la noche, el recuento fue una verdadera incertidumbre pues los primeros sondeos daban el gane a permanecer dentro de la UE.

Pero poco después, lento pero sin pausa, las cosas cambiaron y los defensores del “Brexit” fueron ganando batalla por batalla e incluso ahí donde se impusieron los europeístas la ventaja fue menor a la estimada inicialmente. Los mercados reaccionaron de inmediato: la libra se hundió al igual que las bolsas.

Cuando salió el sol en Londres, ya estaba claro que había llegado la hora del “Brexit”. Lo incierto, y lo que deben esperar los defensores de la salida, es si la liberación de Reino Unido de la dictadura de Bruselas será algo positivo, ¿o será el inicio de una crisis económica, pérdida de empleos y depreciación de la moneda, como profetizaban sus adversarios?

Un destino que ya quedó sellado fue el de Cameron, quien anunció su renuncia para octubre, cuando se celebrará un congreso de su Partido Conservador. Más de 80 diputados tories le pidieron en una carta que por el momento siga en el cargo para dar estabilidad al país.

Cameron jugó con fuego y se quemó. Fue él quien inició el proceso para el referéndum en 2013 para ganarse el apoyo de los euroescépticos. Al principio no decía ni una palabra positiva de la UE, pero después consiguió algunas reformas y concesiones por parte de Bruselas y de la noche a la mañana se convirtió en un fan del bloque. Una transformación que resultó bastante extraña.

¿Qué llevó a los británicos a dejar la UE?

Durante mucho tiempo nadie creyó que los partidarios del “Brexit” realmente fuesen a salir vencedores. Pero finalmente escalaron posiciones de forma rasante en las últimas semanas, sobre todo con el tema de la inmigración.

El temor a los refugiados que llegan a Europa –pese a que el Reino Unido no se ve afectado por los desembarcos masivos– fue el mismo tema central que agita a muchos en otros países europeos.

Se trata de un tema ideal para hacer estallar emociones y eliminar los razonamientos argumentados. Y no fue solo el populista de derechas Nigel Farage el que se aprovechó de ello.

El problema de fondo es que incluso los más europeístas tienen que reconocer que en los últimos años la UE no ha estado en su mejor forma. La crisis del euro, la de los refugiados, el débil crecimiento: el club hace aguas por todas partes.

La ironía es que hayan sido los británicos, ese pueblo visto como racional, los que hayan desesperado.

Lee también

Comentarios