CIA y Mossad mataron en 2008 a líder de Hizbulá

El fallecido estaba acusado de participar en distintos casos de terrorismo contra intereses estadounidenses e israelíes.
Enlace copiado
Parientes.  El padre y el hijo de Imad Mughniya participan en un memorial en 2009. Mughniya murió en 2008 en Damasco, Siria, luego de que el servicio secreto israelí activó con control remoto un coche bomba.

Parientes. El padre y el hijo de Imad Mughniya participan en un memorial en 2009. Mughniya murió en 2008 en Damasco, Siria, luego de que el servicio secreto israelí activó con control remoto un coche bomba.

CIA y Mossad mataron en 2008 a líder de Hizbulá

CIA y Mossad mataron en 2008 a líder de Hizbulá

Enlace copiado
Los servicios secretos estadounidense e israelí mataron juntos al comandante de la milicia chiita libanesa Hizbulá Imad Mughniya en un atentado con coche bomba en Damasco en 2008, informó ayer The Washington Post citando a un antiguo colaborador de la CIA.

A Mughniya se le consideraba cerebro de un ataque con bomba contra el cuartel principal de la infantería de la Marina estadounidense en Beirut en 1983, en el que murieron 241 soldados estadounidenses, así como de participar en los planes del atentado contra un centro de cultura judío en Buenos Aires en 1994 y el secuestro de dos soldados israelíes en el verano de 2006.

Vigilado

Durante meses fue vigilado para determinar el mejor momento para atentar contra su vida, aseguró el diario estadounidense. Cuando se acercó a su coche, sus asesinos activaron por control remoto una bomba colocada en el neumático de repuesto. Entonces tenía 45 años.

Estados Unidos ayudó a fabricar la bomba, afirma la fuente al diario. Pero fueron agentes del Mossad en Tel Aviv quienes la activaron a distancia. Además, tenían colaboradores en Damasco.

Ni la CIA ni Israel comentaron la información del diario.

La bomba se probó hasta 25 veces en una instalación de Carolina del Norte para asegurar que no habría daños colaterales, una participación en el coche bomba que el país norteamericano nunca ha reconocido.

“Detonamos 25 bombas para asegurarnos de que saldría bien”, explicó uno de los ex altos funcionarios de la inteligencia estadounidense al Post.

Hizbulá culpó en su momento a Israel del asesinato de un líder del grupo chií que estuvo implicado en algunos de sus atentados más graves, como los perpetrados contra la embajada de Estados Unidos en Beirut (Líbano) de 1983 y el de la embajada de Israel en Argentina de 1992.

El rotativo de la capital estadounidense explica asimismo el debate legal que plantea el hecho de que el atentado contra el líder de Hizbulá se produjo en un país contra el que Estados Unidos no estaba en guerra.

Además, fue asesinado con un coche bomba, una técnica que algunos expertos legales consideran una violación de las leyes internacionales, que prohíben matar con perfidia.

Tags:

  • Hizbula
  • atentado
  • 2008
  • bomba

Lee también

Comentarios

Newsletter