Lo más visto

Más de Internacionales

CNN: Policía venezolana mata a Óscar Pérez, el piloto que se rebeló contra Maduro

Óscar Pérez, quien el año pasado atacó edificios gubernamentales en Venezuela desde un helicóptero, dijo en varios videos antes de su muerte que se quería entregar, pero aseguró que no se lo permitían y que le estaban disparando.
Enlace copiado
CNN: Policía venezolana mata a Óscar Pérez, el piloto que se rebeló contra Maduro

CNN: Policía venezolana mata a Óscar Pérez, el piloto que se rebeló contra Maduro

Enlace copiado

El ex policía Óscar Pérez, quien el año pasado se rebeló contra el régimen de Nicolás Maduro, murió este lunes en un operativo militar en las afueras de Caracas, confirmó la cadena CNN a través de una fuente de alto rango del chavismo.

Antes de conocerse la noticia de la muerte de Óscar Pérez, el Gobierno de Venezuela había dicho que abatió a un número no precisado de integrantes de una "célula terrorista" y que otros cinco "criminales" fueron detenidos.

En un comunicado, se había informado de la muerte de dos policías en los enfrentamientos con el grupo sublevado, que se mantenía sitiado desde la mañana a las afueras de Caracas.

"Estos terroristas, quienes estaban fuertemente apertrechados con armamento de alto calibre, abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura (...) con el muy lamentable saldo de dos funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana fallecidos y cinco gravemente heridos", expresó el comunicado del Ministerio de Interior y Justicia.

Quién es el militar que se rebeló contra Nicolás Maduro y atacó al gobierno desde un helicóptero

Se desconocía si Óscar Pérez estaba entre los muertos o los heridos durante la balacera que comenzó desde la madrugada de este lunes.

Sin precisar la identidad, el gobierno informó que "los integrantes de esta célula terrorista, que hicieron resistencia armada, fueron abatidos y cinco criminales fueron capturados y detenidos". 
Según el comunicado, los policías "fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo".

El documento indicó además que los hombres comandandos por Pérez, "intentaron detonar un vehículo cargado de explosivos".

Querían rendirse

Las fuerzas militares de Venezuela rodearon en la mañana del lunes en una casa en las afueras de la capital al oficial de policía Óscar Pérez, que en el 2017 protagonizó un ataque desde un helicóptero contra edificios gubernamentales y un robo de armas militares, dijeron una ministra y el piloto rebelde en redes sociales.

Óscar Pérez, un ex funcionario policial que el presidente venezolano Nicolás Maduro describió como "terrorista", difundió varios videos en Instagram para mostrar cómo se escondía de policías que según dijo lo tenían "sitiado" en El Junquito, una barriada pobre montañosa en las afueras de Caracas.

En los últimos videos difundidos en la red social, el ex policía se muestra con la cara ensangrentada y se escuchan múltiples detonaciones.

 

A post shared by Oscar Perez (@equilibriogv) on

 

"Nos están disparando con lanzagrandas francotiradores, dijimos que nos íbamos a entregar y no quieren dejar que nos entreguemos, nos quieren asesinar", dijo Pérez, en un video donde se ve con el rostro ensangrentado y en compañía de otros hombres armados.

 

A post shared by Oscar Perez (@equilibriogv) on

 

"No quieren que nos entreguemos, literalmente nos quieren asesinar, nos los acaban de decir. Fuerza", se escuchó en uno de los últimos videos grabado en medio de una balacera. "Nos vamos a entregar, no sigan disparando", agregó.

"El terrorista Óscar Pérez atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES (Fuerzas de Acción Especial), los cuerpos de seguridad respondieron al fuego", escribió el vicepresidente del gobernante partido socialista Diosdado Cabello en Twitter para confirmar el operativo.

El Junquito, el lugar donde se desarrolló el operativo contra Óscar Pérez. (EFE).

EL ATAQUE EN CARACAS

El pasado 27 de junio, Pérez y otros hombres no identificados sobrevolaron Caracas en un helicóptero de la policía científica, lanzaron cuatro granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y dispararon contra el Ministerio de Interior, sin dejar víctimas.

El hecho ocurrió en medio de una oleada de protestas contra el presidente Nicolás Maduro que dejó unos 125 muertos entre abril y julio del 2017. Desde entonces se encontraba en la clandestinidad.

"Ahora viene el show de la llorantina (llanto), ¡qué cobarde cuando se ve atrapado como una rata!", escribió la ministra de prisiones del gobierno socialista, Iris Varela, en Twitter.

"A esa banda les sale nuevo régimen" penitenciario, agregó.

Desde julio del 2017 Óscar Pérez se encontraba huyendo de las autoridades y el Gobierno Venezolano tenía emitida una alerta nacional e internacional para su captura.

En otro de los videos, Pérez asegura que hay varios heridos en el sitio donde están acorralados y que también se encuentran civiles, entre ellos mujeres y niños. "¿Por qué disparan? hay gente inocente", gritó.

"No estamos disparando y nos siguen disparando, estamos negociando para entregarnos porque aquí hay civiles, hay gente inocente, y ellos nos quieren matar. Nos atacan por todos los flancos", expresó.

El ex policía envío un mensaje a sus tres hijos en el que les dice que sus acciones contra el gobierno las hizo por ellos y los niños de Venezuela que están padeciendo los rigores de la severa crisis económica, política y social que sufre el país petrolero.

Asimismo, pide ayuda humanitaria e internacional por la situación que atraviesa Venezuela y exhorta al pueblo de su país a ir a la calle, "es la única salida".

Pérez puso una docena de videos en su cuenta de Instagram @equilibriogv, que se han vuelto virales en el país. Periodistas de la AFP, que intentaban llegar al sitio -cuyo acceso fue bloqueado por las autoridades-, vieron pasar un tanque del Ejército, grupos de comandos especiales y ambulancias.

El piloto ha publicado varios videos en los que dice luchar contra la "narcodictadura" y "tiranía" en Venezuela, está acusado de "ataque terrorista" por el gobierno y tiene orden de captura en Interpol.

En diciembre pasado se atribuyó la autoría de la "Operación Génesis" que terminó en el asalto a una base militar en Laguneta de La Montaña, población del estado de Miranda (norte), donde fueron robados 26 fusiles Kalashnikov y tres pistolas.
 

Lee también

Comentarios