Lo más visto

CNN revela una ciudad dedicada a noticias falsas

El alcalde de Veles, en Macedonia, está contento porque esa ciudad se ha destacado. Los jóvenes apuntan ahora hacia las elecciones de 2020.
Enlace copiado
Información. Periodistas atienden una conferencia en los Países Bajos. La información que proveen los medios es retomada después por los creadores de sitios web que distribuyen contenidos llenos de mentiras.

Información. Periodistas atienden una conferencia en los Países Bajos. La información que proveen los medios es retomada después por los creadores de sitios web que distribuyen contenidos llenos de mentiras.

Enlace copiado

La elección de noviembre de 2016 que llevó a Donald Trump como presidente de Estados Unidos prendió fuego al debate sobre las noticias falsas en internet, pero este tema ya preocupaba desde antes a los académicos, políticos y periodistas. Esas mismas elecciones atrajeron las miradas hacia una pequeña ciudad en Macedonia: Veles. Lo que sucedió es que jóvenes de esa ciudad, con edades de entre 18 y 25 años, encontraron un negocio lucrativo en artículos que van desde la más burda mentira hasta hechos mezclados con ficción y fotos modificadas.

Desde Veles salieron al menos 100 páginas de internet que publicaban noticias falsas, según la investigación que dirigieron autoridades de Estados Unidos sobre la elección presidencial de 2016. Muchas de esas páginas y cuentas de redes sociales fueron bloqueadas, pero el daño ya estaba hecho.

La corresponsal Isa Soares, de CNN, viajó a Veles para conocer de cerca quiénes están detrás de esos sitios de internet. Sus creadores eran adolescentes o jóvenes que plagiaron noticias de otras fuentes y las aderezaron con un titular más atractivo, más escandaloso. Algunos inventaron hechos –como que Bill Clinton admitía ser asesino– y otros combinaron el plagio de información con la fantasía.

Soares logró hablar con uno de los creadores de esos sitios web. Lo llamó Mikhail (versión rusa del nombre Miguel), sin más detalles, para proteger su identidad. Él, a sus 22 años, tenía su propia web de supuestas noticias, más una vinculada a Facebook.

Soares le preguntó sobre sus publicaciones: “¿Y sabes si es verdad o no?”, a lo que Mikhail respondió: “No sé y no me importa. La gente lo está leyendo”.

El dinero se consigue cuando las empresas pagan por lograr un espacio de publicidad. Compañías como Google tienen sus propias plataformas (en este caso es Ad Sense) que pagan al dueño de la página por cada persona que lee los artículos.

Es así que estos jóvenes pueden hacer decenas de miles de dólares al día, no menos de $1,000. Y ya con esto ganan más del doble de lo que conseguirían en un mes en Macedonia, según Mikhail.

Cuando una cuenta de Facebook, de Twitter o una página web tiene miles de visitas, los usuarios se inclinan por creer que publican asuntos verídicos, datos útiles. Fue así que esos artículos con contenido dudoso permearon en la opinión pública.

En el reportaje de CNN también consignan la opinión del alcalde de Veles, Slavco Chediev. El alcalde les dijo: “Bien, para ser franco, cualquier ciudad quiere algún tipo de reconocimiento”. Veles saltó a la fama por sus jóvenes que hacen dinero con las noticias falsas. Ahora, según Mikhail dijo a Soares, replantean su estrategia para volver a sus lucrativos artículos para las próximas elecciones presidenciales, de 2020, en Estados Unidos.

Lee también

Comentarios