Caracas vivió jornada tranquila

La despedida del mandatario aún marca la agenda en Venezuela.
Enlace copiado
Enlace copiado
La llegada a la academia marcó un día de luto para miles de personas que acompañaron desde temprano la salida de los restos del mandatario desde el hospital militar rumbo a la escuela castrense, en un acto en que hubo desde cantos y música hasta llantos y vivas al fallecido líder que gobernó a esta rica nación petrolera durante 14 años.

El Gobierno decretó siete días de duelo por el fallecimiento del dirigente político, por lo que no hay clases en los colegios ni están abiertas las oficinas públicas.

La mayoría de los comercios permanecieron cerrados y en las calles de la capital se observaba poco flujo de personas y vehículos.

Este decreto fue el primero que Nicolás Maduro firmó como presidente encargado.

En medio de ese ambiente dominical muchos aprovecharon el día para ir de compras al supermercado.

En un recorrido que realizó la AP por tres grandes supermercados del norte y centro de la capital se observó una fuerte presencia de personas y filas de más de 50 clientes formadas frente a las cajas.

“Se corre el rumor de que las personas dicen que Venezuela va a sufrir transformaciones (con la muerte de Chávez) y que hay que reservar, hay que comprar”, dijo Lenin Morillo, un mesonero de 27 años al salir de un supermercado en el norte de Caracas.

Mientras, la tranquilidad que vivió la capital se reflejó en la mayoría de la ciudades del interior del país, donde sus gobernadores invitaron a rendir honores al presidente con concentraciones en las plazas públicas, en algunas de las cuales se oficiaron misas.

Lee también

Comentarios

Newsletter