China y UE, al centro de la lucha contra cambio climático

Hubo críticas de varios gobernantes, pero EUA defiende su postura
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el jueves que retiraba a su país del Acuerdo de París contra el cambio climático se convirtió en el blanco de una serie de críticas de parte de líderes de todo el mundo y algunas organizaciones.

Al correrse de su rol como líder global en cuestiones climáticas, Estados Unidos dejó el espacio vacante para que otros asuman ese liderazgo, en particular la Unión Europea (UE) y China.

Representantes europeos y chinos, reunidos ayer en Bruselas en una cumbre anual, incluyeron en el borrador de la declaración final un firme apoyo al Acuerdo de París, el cual hace dos años unió al mundo en un intento por mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados Celsius.

Si bien la declaración final no pudo ser emitida al finalizar la cumbre por falta de acuerdo en torno a otras cuestiones (el estatus de China como economía de mercado), al incluir un mensaje sobre el clima en el borrador, China y la UE pretendían enviar una señal tras la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo de París.

El acuerdo, adoptado en diciembre de 2015 por 195 países, fue impulsado inicialmente por el predecesor de Trump, Barack Obama, junto con el presidente chino Xi Jinping.

En Berlín, activistas de Greenpeace proyectaron la silueta de Trump en un costado de la embajada estadounidense junto con la leyenda “¡Perdedor total!”.

Horas después, la canciller Angela Merkel convocó a la prensa para una declaración espontánea en la que calificó la decisión de Trump de “extremadamente lamentable, por decir lo menos”.

Francia, Alemania e Italia lamentaron el jueves la retirada de Estados Unidos y mostraron que ellos sí siguen dentro del compromiso mundial.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter