Lo más visto

Cinco muertos causa un tiroteo en aeropuerto de EUA

Un militar de origen hispano abrió fuego en el aeropuerto de Fort Lauderdale, matando a cinco personas e hiriendo a otras ocho.
Enlace copiado
Miedo. En la televisión se veía a la gente correr, para ponerse a salvo.

Miedo. En la televisión se veía a la gente correr, para ponerse a salvo.

Cinco muertos causa un tiroteo en aeropuerto de EUA

Cinco muertos causa un tiroteo en aeropuerto de EUA

Enlace copiado
Al menos cinco personas murieron ayer en el aeropuerto de Fort Lauderdale, a 40 kilómetros de Miami, Estados Unidos, a causa de los disparos hechos por un hombre de origen hispano que se entregó a las fuerzas de seguridad y cuyos motivos hasta ahora se desconocen.

“Es demasiado pronto para saber si fue un acto terrorista. Es el FBI (Buró Federal de Investigaciones) el que lo debe determinar”, subrayó ayer Scott Israel, alguacil del condado de Broward. Tampoco se conoce el motivo.

El detenido es Esteban Santiago, tiene 26 años, nació en Nueva Jersey, pero es de origen puertorriqueño y llegó ayer al aeropuerto internacional de Fort Lauderdale como pasajero de un vuelo procedente de Minneapolis. Según NBC News, el viaje de Santiago se inició en Anchorage (Alaska), donde reside y tiene una novia y un hijo.

Medios locales indicaron que el arma con la que abrió fuego en la zona de recogida de maletas del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale estaba dentro de su equipaje facturado. Fue al baño, la sacó y disparó, dijeron testigos del ataque.

El senador Nelson, por su parte, dijo que Santiago portaba una identificación militar, aunque se desconoce que estuviera a su nombre o fuese de otra persona, o falsa.

Medios televisivos subrayaron también que aparentemente Santiago integró la Guardia Nacional de Alaska hasta agosto pasado y tiene antecedentes de problemas mentales. El canal CBS asegura que en noviembre pasado Esteban entró en una oficina del FBI en Anchorage, donde afirmó que estaba “bajo control mental” del Gobierno y había sido obligado a luchar en las filas del Estado Islámico (EI).

Según diferentes testigos citados por canales locales y nacionales, después de disparar indiscriminadamente Santiago se echó al suelo y esperó a que la Policía lo detuviera, mientras a su alrededor reinaba el caos.

Después de estos hechos cundió el rumor de que había estallado un nuevo tiroteo en otra zona del aeropuerto, pero Scott Israel afirmó en la rueda de prensa que no hay evidencias.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado de lo ocurrido en el aeropuerto por su asesora de seguridad nacional y lucha antiterrorista, Lisa Mónaco, indicó el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), Ned Price.

El presidente electo, Donald Trump, sigue de cerca la “terrible situación en Florida”, según escribió en Twitter, y habló con el gobernador del estado, Rick Scott, quien tenía previsto ir hasta Fort Lauderdale para obtener información de primera mano.

El ataque registrado ayer en Fort Lauderdale se produjo seis meses después del tiroteo en una discoteca de Orlando (centro de Florida).

Lee también

Comentarios