Lo más visto

Colegio Electoral, el verdadero elector

En las presidenciales, Estados Unidos tiene un sistema de elección indirecta.
Enlace copiado
Enlace copiado
Esta noche cuando cierren las votaciones en los primeros estados de la costa este de Estados Unidos, las principales cadenas televisivas comenzarán a proyectar ganadores y la cantidad de votos que cada uno de los 50 estados aporta en el Colegio Electoral.

Pero ¿qué es el Colegio Electoral? Es un organismo temporal que se reúne semanas después de las elecciones, para refrendar los resultados que los votantes dieron el día de las elecciones presidenciales. Cada partido organiza elecciones en los 50 estados para escoger quiénes serán sus delegados (compromisarios) en el Colegio Electoral, en caso de ganar la elección.

Ese mecanismo, difícil de comprender en otras latitudes más allá de Estados Unidos, es el reflejo de lo que se llama elección indirecta. Los votantes votan por su candidato favorito, él o ella ganan en ese estado, pero quien elegirá al final es el Colegio Electoral.

Los compromisarios están moralmente obligados a votar en diciembre por el candidato o candidata que ganó en su estado. Pero muchas veces se salen de esa obligación. En este ciclo electoral, por ejemplo, un compromisario demócrata del estado de Washington aseguró que no votará por Hillary Clinton, quien se proyecta ganadora en esa región del noroeste estadounidense. No hay leyes que obliguen a votar por quienes los votantes decidieron y este personaje ha dicho que pagará la multa de $1,000.

Los fundadores de Estados Unidos decidieron que el Colegio Electoral tenga 538 compromisarios, garantizando una representatividad de todos los estados y su composición de acuerdo con su tamaño poblacional: 435 por el número de la Cámara de Representantes o Cámara Baja del Congreso, 100 por el número de miembros del Senado o Cámara Alta del Congreso y 3 por el Distrito de Columbia. Para asegurarse la presidencia, un candidato debe ganar 270 votos en el Colegio Electoral.

California, el estado más poblado de EUA, tiene 55 delegados. Alaska, Wyoming, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Montana, Delaware y el Distrito de Columbia son los que menos aportan, con 3 cada uno.

Para la elección actual, se calcula que hay al menos 50 delegados que no están seguros para ningún partido y están en los llamados “estados bisagra”, como Pensilvania, Ohio, Florida, Utah y Arizona. Ahí la campaña está siendo más intensa.

El Distrito de Columbia y 48 estados establecieron que el ganador de las elecciones presidenciales se lleva todos los delegados. Solo Maine y Nebraska tienen un sistema de reparto proporcional a la votación popular. En 1876, 1888 y 2000 un candidato que perdió el voto popular ganó la presidencia de EUA. George W. Bush fue el último en 2000.

Lee también

Comentarios