Lo más visto

Internacionales LO MÁS LEÍDO

¿Cómo Haití se convirtió en el país “pobre” y “atribulado” al que insultó Trump?

La historia devela, por ejemplo, que Estados Unidos mantuvo una ocupación en Haití durante 20 años durante los cuales introdujo la segregación racial, el régimen de trabajos forzados y convirtió al Banco Nacional haitiano en una sucursal del National City Bank de Nueva York. Recientemente, un contingente de la ONU causó un brote de cólera que ha dejado miles de muertos.

Enlace copiado
AP/Evan Vucci

AP/Evan Vucci

Enlace copiado

Haití fue catalogado -junto a El Salvador y algunos países africanos- como un "agujero de mierda" por el presidente de Estados Unidos Donald Trump, según recogió el periódico The Washington Post en un artículo publicado el jueves.

El pasado viernes, Trump aseguró que no había dicho nada denigrante contra los haitianos y aseguró que Estados Unidos mantiene una "maravillosa relación" con esa nación, donde viven más de 11 millones de personas y la esperanza de vida es de 64 años, según las estadísticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

¿Pero, cómo llegó Haití a ser uno de los países más pobres y desiguales de América Latina?

En 2009, el predecesor de Trump, Barack Obama, recibió un particular obsequio de manos del entonces presidente venezolano Hugo Chávez: un ejemplar del libro "Las venas abiertas de América Latina", del escritor y periodista uruguayo Eduardo Galeano. La obra expone la historia de los países de Latinoamérica -incluyendo a Haití- y cómo en esta región "hasta perdimos el derecho de llamarnos americanos" pues ahora "América es, para el mundo, nada más que los Estados Unidos".

El entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibe el libro "Las venas abiertas de América Latina" de manos del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante una reunión de UNASUR, en abril del 2009.  AP/Evan Vucci/Archivo

Tras la conquista del “nuevo mundo”, Haití se convirtió en una colonia de Francia y en la segunda mitad del siglo XVIII (1700) "el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa” de este territorio que para entonces se llamaba Santo Domingo y era "un vertedero de esclavos". "En 1786 llegaron a la colonia veintisiete mil esclavos y al año siguiente cuarenta mil", relata Galeano. En 1791, al tiempo de la Revolución Francesa estalló la revolución en Haití en la que esclavos insurrectos empujaron a los ejércitos al océano.

Haitianos realizan una representación de los esclavos insurrectos que encabezaron la guerra contra el ejército francés, en vísperas de la conmemoración del bicentenario de su independencia. Foto AP/Walter Estrada/Archivo

En 1806, tras una guerra larga en la que se derramaron "ríos de sangre" y el país quedó resumido a cenizas y escombros, Estados Unidos, en apoyo a Francia, prohibió el comercio con Haití. No fue hasta 1825 que Francia reconoció la independencia haitiana pero a cambio exigió una "gigantesca indemnización en efectivo" que "resultó una piedra aplastante sobre las espaldas de los haitianos independientes que habían sobrevivido a los baños de sangre de las sucesivas expediciones militares enviadas contra ellos".

Haití "nació en ruinas y no se recuperó jamás: hoy es el más pobre de América Latina", escribió Galeano en 1971. En 2015, más de dos siglos después de la declaración de independencia, Haití seguía ocupando el puesto como el país con menor desarrollo humano, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) .

OCUPACIÓN ESTADOUNIDENSE

Entre 1915 y 1934, poniendo como justificación la ayuda para instaurar la democracia en Haití, el gobierno estadounidense mantuvo una ocupación militar en "ese país negro que había sido el escenario de la primera revuelta victoriosa de los esclavos" e "introdujeron la segregación racial y el régimen de trabajos forzados, mataron mil quinientos obreros en una de sus operaciones de represión (según la investigación del Senado norteamericano en 1922) y, cuando el gobierno local se negó a convertir el Banco Nacional en una sucursal del National City Bank de Nueva York, suspendieron el pago de sus sueldos al Presidente y a sus ministros, para que “recapacitaran”, denuncia en su obra el escritor uruguayo, citando el libro "Democracia y tiranías en el Caribe" de William Krehm.

Galeano recuerda también las palabras del comandante Smedley D. Butler, uno de los militares más condecorados en la historia estadounidense, quien encabezó muchas de las expediciones de su nación y, en 1935, ya retirado, confesó que de sus más de 33 años en servicio activo pasó "la mayor parte del tiempo en funciones de pistolero de primera clase para los Grandes Negocios, para Wall Street y los banqueros" y que, entre otras misiones, ayudó "a hacer que Haití y Cuba fuesen lugares decentes para el cobro de rentas por parte del National City Bank" de EUA.

DICTADURA

El dictador Jean-Claude Duvalier, (el segundo de izquierda a derecha), saluda desde el balcón de la habitación del hotel en enero del 2011, tras regresar a Haití luego de 25 años de exilio. AP/Ramón Espinosa/Archivo

Entre 1971 y 1986 Haití fue gobernado bajo la dictadura de Jean-Claude Duvalier. “Entre los abusos denunciados se incluyen detenciones arbitrarias, tortura, desapariciones, ejecuciones sumarias y exilio forzado”, enumera Human Rights Watch (Observatorio de Derechos Humanos) a la vez que resalta, en su informe, que el Comité de Derechos Humanos de la ONU ha instado a la nación a proseguir con la investigación de delitos financieros y violaciones a los derechos humanos cometidos durante esos años.

EL CÓLERA, UNA EPIDEMIA INTRODUCIDA POR UN CONTINGENTE DE LA ONU

Los “cascos azules” de la ONU introdujeron en Haití un brote de Cólera en 2010 que dejó miles de muertos y cientos de miles de afectados, según admitió por primera vez Naciones Unidas en septiembre del 2016, cuando el presidente Ban Ki-moon también se disculpó por los repetidos abusos sexuales cometidos por su ejército.

Un niño enfermo de cólera recibe atención médica en el hospital Saint Antoine de Jeremie (Haití), tras el paso del huracán Matthew. EFE/Orlando Barría/Archivo

Durante años, la ONU negó su responsabilidad por el brote, causado por verter en un río residuos fecales del contingente nepalí de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), presente en ese país desde 2004.

Una apelación presentada en 2013 por el Instituto de Justicia y Democracia en Haití y el Bureau des Avocats Internationaux en representación de 5,000 víctimas en búsqueda de algún tipo de compensación, fue desestimada por la justicia federal de Estados Unidos, recoge el informe de Human Right Watch.

EL DEVASTADOR TERREMOTO DEL 2010

En la historia más reciente, otros embates naturales han hecho sufrir a Haití sumiéndolo aún más en la pobreza. En 2010, un potente terremoto dejó más de 300 mil muertos, una cifra mayor de heridos y cerca de millón y medio de personas damnificadas. Estados Unidos le concedió el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), un beneficio cuya renovación suspendió en noviembre pasado a cerca de 58 mil haitianos, cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) consideró que ya no existían las causas que dieron origen al programa para los inmigrantes de esa isla y les dio como fecha límite para abandonar EUA el 22 de julio del 2019.

Una visita del expresidente George W. Bush a los damnificados por el terremoto en Haití se hizo viral en su momento, en marzo del 2010, debido al gesto que el exmandatario hizo al supuestamente limpiarse la mano tras saludar a un afectado.

CRISIS POLÍTICA

Además, Haití atravesó en 2015 una crisis para las elecciones presidenciales y legislativas "que derivó en un vacío de poder en la jefatura de Estado", según Human Rights Watch. "La crisis debilitó la capacidad del gobierno haitiano de atender necesidades básicas de la población, resolver problemas de derechos humanos de larga data o abordar las crisis humanitarias persistentes", dice la organización con sede en Nueva York. A esto se sumó la devastación del huracán Matthew, que dejó centenares de muertos en 2016.

Fotografía cedida por la MINUSTAH que muestra a los habitantes de la ciudad de Jeremie, una de las más afectadas en Haití por el paso del huracán Matthew.

Según el Informe Mundial 2017 de este organismo, "aproximadamente uno de cada dos haitianos de 15 años o mayor es analfabeto" y "sigue habiendo en el país más de 200,000 menores que no están escolarizados". Esto podría explicarse con el hecho de que “el 90 por ciento de las escuelas son administradas por entidades privadas que aplican aranceles que pueden resultar prohibitivos para familias de bajos ingresos”.

Tags:

Lee también

Comentarios