Cómo la escasez (y el alto precio) de los anticonceptivos en Venezuela influye en el incremento del embarazo adolescente

Las píldoras y los preservativos se han convertidos en unos de los muchos productos que faltan en las farmacias. Esto tiene un efecto en las familias, ya muy golpeadas por la grave crisis económica. Y está provocando un auge en los embarazos adolescentes.
Enlace copiado
Enlace copiado
Paquetes de condones en una farmacia de Barquisimeto.
BBC
Los preservativos son uno de los productos difíciles de encontrar en la Venezuela de la crisis.

La farmacia de Margaret Khawan en el centro de Barquisimeto está casi vacía. Lo poco de que dispone lo esparce por los estantes para aparentar que hay más productos.

Entre los que faltan están los anticonceptivos . No recibe píldoras desde hace un año.

Todos los días gente se acerca a preguntar si llegaron. Y a todos les dice que no.

La gente se tiene que adaptar en una Venezuela cuya crisis económica se traduce, entre otras cosas, en falta de medicinas por la caída de las importaciones. El país trae del exterior casi todo lo que necesita.

"Normalmente solo los hombres compraban preservativos, pero ahora también los compran las mujeres porque no hay nada más", dice, " e l precio de los preservativos ha aumentado un 200% ".

Embarazos no planeados

En otra parte de la ciudad, situada en el centro-oeste de Venezuela, Darnellys Rodríguez sufre las consecuencias de esa escasez.

Tuvo a su primer hijo cuanto tenía 15 años. Luego tuvo al segundo. Esperaba que eso fuera todo, pero entonces quedó embarazada otra vez.

"Mi primera reacción fue llorar. Conseguir las píldoras anticonceptivas es realmente difícil. No hay y cuando las encuentras, no las puedo pagar" , lamenta.

Darnellys Rodríguez con uno de sus hijos.
BBC
Darnellys Rodríguez tenía 15 años cuando tuvo a su primer hijo.

Vive con sus hijos y su pareja en una vivienda construida con chapa en un barrio pobre.

Está embarazada y ha tenido que renunciar a comprar ropa y zapatos para sus hijos para poder pagar parte de los exámenes médicos que necesita en su estado.

"Estoy planeando esterilizarme. La idea de tener otro bebé es demasiado" , afirma.

Madres adolescentes

Según el informe de Naciones Unidas Estado de la Población Mundial , Venezuela tiene la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes en América Latina: 95 por cada 1.000 mujeres entre 15 y 19 años. Solo la supera Honduras con 101.

En el informe anterior Venezuela ocupaba la tercera plaza.

"Es una situación que ha empeorado en el último año", dice Delia Mondragón, vicepresidenta de la Asociación de Planificación Familiar del estado Lara, cuya capital es Barquisimeto.

Delia Mondragón
BBC
La sala de espera de Delia Mondragón está llena de mujeres que buscan consejo de planificación familiar.

"Es especialmente duro para la gente joven. Una caja de anticonceptivos puede llegar a costar lo que sus padres ganan (en un mes) o incluso el doble", explica.

Cada día su sala de espera se llena de mujeres jóvenes que acuden a ella en busca de consejo o de ayuda médica.

Una de las grandes preocupaciones es la desnutrición. Un estudio reciente mostró que tres cuartas partes de los venezolanos perdió peso el pasado año.

"No están comiendo bien porque la familia no tiene comida, no tienen nada que comer", apunta Mondragón, "así que la desnutrición es realmente severa. Cuando van a dar a luz estamos viendo muchas chicas desnutridas".

Escasez de suministros

A las mujeres que acuden a los hospitales públicos se les pide que lleven su propio kit de guantes, gasas y medicinas para entregar a los doctores antes del parto .

No hay estadísticas oficiales, pero el pediatra Huniades Urbina Medina, presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría , dice que de los partos que atiende, la gran mayoría no son planificados.

Asegura que existe una emergencia pública de salud: "Una adolescente de 12, 13 o incluso 15 años es una niña dando a luz a otra niña o niño".

"No entienden lo que significa ser madre. Es como un juego para ellas, pero un problema real para nosotros los pediatras, para los obstetras, para el hospital, para el futuro del país", lamenta.

El doctor culpa al gobierno. "Cuando una adolescente tiene un niño, casi el 80% deja la escuela y eso es un gran problema".

"El gobierno, en lugar de enseñar educación sexual, te da dinero si eres madre adolescente, te da una casa. Por lo tanto, la adolescente piensa que si se queda embarazada puede dejar su hogar y convertirse en adulta", asegura.

La BBC pidió hablar con el Ministerio de Salud, pero no obtuvo respuesta.

Temor al embarazado no deseado

Betsimar Villalobos Reinosa está creciendo. El año pasado cumplió 15 años y como muchas chicas de Venezuela tuvo una gran fiesta de quinceañera por el paso a la edad adulta.

Betsimar, embarazada a los 15.
BBC
Betsimar quiere regresar a la escuela después de tener a su bebé.

Dentro de dos meses tiene otra fecha importante: el nacimiento de su hija Josehanny Alicet.

Su familia dice que el embarazo fue una sorpresa y una decepción.

Pero su madre, Juana, es práctica y dice que hará lo que pueda para ayudar a su hija.

"Nunca imaginé que pasaría. Ha habido muchas chicas jóvenes embarazadas últimamente por la crisis. Algunas chicas tratan de buscar hombres porque tienen hambre y quieren alguien que les ayude", afirma.

Betsimar quiere volver a la escuela después de dar a luz, pero no es seguro que eso ocurra: "Tengo miedo. Como es tan difícil encontrar anticonceptivos y condones me da miedo quedar embarazada de nuevo cuando tenga sexo".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

Newsletter