Concluye el pontificado de Benedicto XVI tras casi ocho años

Este viernes los cardenales comenzarán a llegar a la capital italiana. El Colegio Cardenalicio iniciará sus reuniones la próxima semana para preparar la elección de un nuevo papa.
Enlace copiado
Enlace copiado
Tras casi ocho años, el pontificado de Benedicto XVI llegó hoy a su fin y puntualmente a las 20:00 horas (19:00 GMT) comenzó la fase de transición para elegir a un nuevo sumo pontífice de la Iglesia católica, tal como dispuso el propio Benedicto en su renuncia el 11 febrero.
 
Como forma de simbolizar el fin del pontificado se cerró el portón de la residencia papal en Castel Gandolfo, donde Joseph Ratzinger, de 85 años, vivirá las próximas semanas.
 
La Guardia Suiza, que se ha encargado de la seguridad del pontífice, abandonó el lugar. Agentes de la Gendarmería vaticana, que procurarán la seguridad del ya papa emérito estaban apostados en Castel Gandolfo. La residencia de Benedicto en el Palacio Apostólico del Vaticano fue sellada.
 
Se trata de la primera renuncia voluntaria de un Papa en la Edad Moderna.
 
Por ahora se desconoce cuándo arrrancará el cónclave que elegirá a su sucesor y que estará integrado por 115 cardenales, según los datos que hay hasta el momento.

Benedicto XVI abandonó el Vaticano y llegó a Castel Gandolfo, a una treintena de kilómetros al sur de Roma, en cuyo palacio pontificio se alojará a partir de hoy, día en el que dejará de ser papa.

El helicóptero en el que viajó desde el Vaticano aterrizó en el helipuerto de la Villa Pontificia a las 17.24 horas local (16.24 gmt).

Benedicto XVI fue despedido a los pies de la escalerilla del helicóptero, un aparato de la Aeronáutica Italiana, por el cardenal decano, Angelo Sodano.

El papa llegó al helipuerto, construido en un lateral de los Jardines Vaticanos, procedente del Palacio Apostólico, en cuyo patio de San Dámaso fue despedido por un piquete de la Guardia Suiza y sus colaboradores de la Secretaria de Estado, además del secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone.

En ese momento se vio al secretario particular del papa y Prefecto de la Casa Pontificia, Georg Ganswein, llorar.

Cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes, religiosas y numerosos laicos que prestan su servicio en el Vaticano, con sus hijos y nietos, también le despidieron.

El papa comenzó a despedirse de sus colaboradores ya en la puerta de su apartamento y apoyándose en un bastón atravesó el palacio apostólico y salió al patio de San Dámaso.
Tras despegar el helicóptero, todas las campanas de Roma comenzaron a sonar.

A su llegada a Castel Gandolfo, Benedicto XVI se asomó hoy al balcón central del palacio para saludar a las miles de personas reunidas en la plaza, en el último acto público de su pontificado, que concluye a las ocho de la tarde local (19.00 gmt).

Desde primeras horas del día, vecinos de pueblo y fieles venidos de toda Italia y del extranjero aguardaron en la plaza la llegada y saludo del papa, poco después de que dejara el Vaticano.

"Ya no soy el pontífice, sino un peregrino más", dijo en el discurso que dirigió a los fieles reunidos en la plaza de Castel Gandolfo.

Después, precisó que "hasta las ocho de la tarde, sigo siendo el papa".

Vea un storify con el resumen de la salida de Benedicto XVI del Vaticano.

Benedicto XVI agradece el amor y la cercanía de los fieles en su último tuit

"Gracias por vuestro amor y cercanía. Que experimentéis siempre la alegría de tener a Cristo como el centro de vuestra vida", fue el último mensaje publicado hoy en la cuenta de Twitter del papa Benedicto XVI, @pontifex, pocos minutos antes de abandonar el Vaticano en helicóptero.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, explicó hoy en una comparecencia ante los medios que tras este tuit, la cuenta quedará a disposición del futuro pontífice.

Ayer Benedicto XVI envió el penúltimo tuit, en el que exhortó a los fieles a sentir la alegría de ser cristianos.

"Quisiera que cada uno de vosotros experimentara la alegría de ser cristiano, de sentirse amado por Dios, que nos ha enviado a su Hijo", escribió, tras la audiencia pública de los miércoles, el último acto público de su pontificado en el Vaticano, que reunió en la plaza de San Pedro a unas 200.000 personas.

Respecto a la cuenta @Pontifex, el secretario del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales, Paul Tighe, informó hoy de que la misma fue creada para uso exclusivo de Benedicto XVI y que permanecerá inactiva durante el período de sede vacante, el interregno que va entre la renuncia y la elección de su sucesor.

Tighe precisó que @Pontifex estará disponible para ser usada por el siguiente papa, "si él desea hacerlo".

Tags:

  • Papa Benedicto XVI
  • Pontificado
  • Vaticano

Lee también

Comentarios

Newsletter