Lo más visto

Más de Internacionales

Convocatoria a Constituyente desata protestas en Venezuela

Este proceso le permitirá al Gobierno diferir las elecciones que están pendientes desde el año pasado y cualquier otra elección hasta que se apruebe una nueva Carta Magna.
Enlace copiado
Enlace copiado
La decisión del presidente venezolano Nicolás Maduro de convocar a una asamblea para modificar la Constitución desató ayer nuevas manifestaciones contra el Gobierno y cuestionamientos de varios países, mientras la oposición llamó a desobedecer.

Centenares de opositores bloquearon algunas vías del este y oeste de Caracas con barricadas de basura, árboles, escombros, metales retorcidos y hasta banderas venezolanas de varios metros de largo que fueron colgadas entre los postes de luz. Las protestas se extendieron a otras ciudades del país.

“Estaremos en las calles hasta que el Estado entienda la inconformidad con la Asamblea Constituyente”, dijo Jorge Luis Olivares, un economista de 55 años, mientras caminaba frente a una barricada levantada por un grupo de vecinos en medio de una avenida que comunica el este de la capital con la localidad de El Hatillo.

“La gente desea un cambio más rápido”, agregó Olivares al asegurar que el proceso constituyente podría extenderse por 25 meses y que los “venezolanos no estamos dispuestos a esperar tanto tiempo”.

En algunas barriadas de clase media y popular del este de la ciudad decenas de guardias nacionales lanzaron gases lacrimógenos hacia los edificios y casas para dispersar a los manifestantes, lo que generó problemas de asfixia entre los habitantes de esas zonas.

La Fiscalía General indicó que durante una manifestación que se registró en la barriada pobre de Petare, al este de la capital, resultaron heridos cinco guardias nacionales, un jefe policial y dos civiles. Las manifestaciones callejeras que se iniciaron a finales de marzo han dejado 29 muertos y más de 400 heridos.

La mayoría opositora de la Asamblea Nacional rechazó durante una sesión especial la iniciativa del mandatario alegando que la convocatoria a la Constituyente es “fraudulenta” porque se aprobó sin realizar un referendo previo, tal como contempla la Constitución.

Los congresistas opositores instaron al resto de los poderes públicos y los militares a que no apoyen la acción de Maduro, que fue considerada como un “golpe de Estado continuado”.

Rechazo internacional

La convocatoria a la Constituyente fue cuestionada por Brasil, Argentina, Chile, Estados Unidos, y por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

El subsecretario adjunto de Estado de EUA para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, dijo que Washington tiene profundas preocupaciones sobre las motivaciones de la asamblea, y planteó que el proceso “erosiona aún más” la democracia venezolana. Fitzpatrick indicó que Estados Unidos se reserva la posibilidad de hablar con otros países de la región para evaluar posibles “sanciones coordinadas” y considerar más sanciones individuales a miembros del Gobierno. El Departamento del Tesoro sancionó en febrero al vicepresidente Tareck El Aissami, quien fue acusado de narcotráfico.

Maduro instó el lunes por la noche a sus seguidores a emprender una “gran batalla” para avanzar en la elección de los candidatos que integrarán la Asamblea Constituyente.
 

Lee también

Comentarios