Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Estados Unidos pidió reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre estas pruebas y una respuesta “mundial”.
Enlace copiado
Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Corea del Norte lanzó misil intercontinental

Enlace copiado
Corea del Norte aseguró ayer haber realizado con éxito su primera prueba de un misil intercontinental (ICBM), supuestamente capaz de llegar a territorio estadounidense.

El misil, del tipo Hwasong-14, alcanzó, tras su lanzamiento, una altura de 2,802 kilómetros y recorrió 933 kilómetros antes de caer al mar de Japón, informó la televisión estatal norcoreana, citada por la agencia de noticias surcoreana Yonhap. El líder norcoreano, Kim Jong-un, habría presenciado personalmente el lanzamiento del misil.

Este misil balístico voló más tiempo que cualquier prueba de misiles norcoreanos llevada a cabo hasta la fecha: 37 minutos. Al mismo tiempo, eso implica que el régimen de Kim Jong-un tiene la capacidad de atacar a Alaska, que ya es territorio de EUA.

Previamente, las Fuerzas Armadas surcoreanas ya habían informado que Corea del Norte había lanzado en el oeste del país un misil balístico con dirección al mar de Japón.

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas (ONU), solicitó una reunión urgente en el Consejo de Seguridad de este organismo y el encuentro está previsto para hoy.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo sobre el lanzamiento del misil que “es otra descarada violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad y constituye un peligroso agravamiento de la situación”.

Rex Tillerson, secretario de Estado en EUA, envió un comunicado en el que fustigó la prueba del régimen de Kim. En un comunicado, Tillerson aseguró que EUA “condena enérgicamente el lanzamiento por Corea del Norte de un misil balístico intercontinental” y advirtió que “la prueba de un ICBM representa una nueva escalada” en la amenaza para Estados Unidos, sus aliados y socios.

Pronto se unió México, que a través de su cancillería manifestó que esta acción de Pyonyang es “una nueva violación al derecho internacional” y a las resoluciones del Consejo de Seguridad.

En este contexto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo de China, Xi Jinping, acordaron promover una iniciativa para que Corea del Norte suspenda sus pruebas con misiles, a cambio de lo cual Estados Unidos y Corea del Sur renunciarían a un ejercicio conjunto de tipo militar.

A principios de año, Kim anunció que su objetivo con estos ensayos es desarrollar misiles ICBM (que recorren más de 5,500 kilómetros) capaces de equipar bombas nucleares y alcanzar territorio estadounidense.
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter