Coyote salvadoreño: llevar a migrantes es una “labor social”

Quienes buscan los servicios de uno de estos traficantes de personas pagan entre $6,000 y hasta $20,000.
Enlace copiado
Sin precedentes.  La migración de C. A. está junto al flujo de personas que escapan de países en guerra.

Sin precedentes. La migración de C. A. está junto al flujo de personas que escapan de países en guerra.

Enlace copiado
Un “coyote”, que dirige a los migrantes en condiciones al margen de la ley, hace “un trabajo honesto, parecido a una ONG, pero cobrando un dinero porque es un empresario”, dijo Mario, un salvadoreño de 32 años que desde los 28 se dedica al tráfico ilegal de migrantes desde El Salvador hasta EUA.

“Llevar personas de un país a otro, porque en el suyo no les dan posibilidades de vivir dignamente, es lo más parecido a la labor de una ONG, a una labor social. Sólo alguien bueno se puede dedicar a esto”, mantuvo el traficante de personas.

Según Mario, que pidió no desvelar su identidad real y rehusó ser filmado o fotografiado, quienes buscan los servicios de un “coyote” pagan entre $6,000 y $20,000 para ser trasladados; pero, “si una vez sale mal y hay que regresar, tienen dos oportunidades más de intentarlo sin costo alguno”.

La diferencia de precio se debe a la ruta elegida y a la “garantía” de llegar a destino en un primer intento. Con $20,000, por ejemplo, “casi se puede asegurar que llegan sin problemas”, ya que ese dinero “da para repartir entre todos los que ayudan en el camino”, como agentes de aduanas, policías o hasta narcotraficantes.

Quienes facilitan este tráfico es una cadena de “empleados a sueldo de los coyotes” que están en cada punto del trayecto hasta EUA y “puede ser desde una mujer que tenga una casita en donde alojar a los viajeros, hasta un alto funcionario dispuesto a venderse por hacer como que no ve lo que está ocurriendo”, explicó Mario.

El traficante calcula que ha hecho “más de 70 viajes” y que en cada uno se encarga de 30 a 60 personas.

Lee también

Comentarios

Newsletter