Lo más visto

Más de Internacionales

 Crece caravana de migrantes hondureños que se dirige a EUA 

Cientos de hondureños se han sumado a una caravana de migrantes que se dirige hacia la frontera del país con Guatemala, en un intento desesperado de huir de la pobreza y buscar una vida nueva en Estados Unidos.

Enlace copiado
Foto de Archivo

Foto de Archivo

Enlace copiado

Dunia Montoya, una voluntaria que ayuda a los migrantes, dijo el domingo que el grupo ha crecido a unas 1.600 personas, de las 160 que primero se reunieron la mañana del viernes en una ciudad del norte de Honduras. Los participantes de la caravana planean pernoctar en un centro comunitario de Ocotepeque antes de intentar cruzar hacia Guatemala el lunes. Montoya expresó preocupación de que a muchos en el grupo podrían no permitirles entrar en Guatemala porque carecen de documentos de identificación.

La caravana comenzó a crecer después de que la prensa local cubriera al grupo inicial, cuyos miembros habían acordado salir juntos el viernes de una estación de autobuses en San Pedro Sula, una de las ciudades más peligrosas de Honduras. Cientos más se unieron al intento, apostando a que un viaje en grupo podría mejorar sus posibilidades de cruzar las fronteras. Muchos habían planeado de antemano dejar Honduras y también sentían que viajar en grupo podría reducir las posibilidades de ser víctimas de los robos y asaltos que con frecuencia asolan a los migrantes. Las familias llegaron con bebés en sus brazos y niños en cochecitos. Llevaban pocas cosas, la mayoría poco más que una mochila. La caravana se formó un día después de que el vicepresidente Mike Pence exhortó a los presidentes de Honduras, El Salvador y Guatemala a persuadir a sus ciudadanos a quedarse en casa. “Díganle a su pueblo: No pongan a sus familias en riesgo al hacer el peligroso viaje al norte en un intento de entrar en Estados Unidos ilegalmente”, dijo Pence.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó en abril con retirar el apoyo internacional a Honduras y países que permitieran el paso a una caravana similar que salió del país centroamericano a principios de este año. La caravana se redujo conforme el grupo se acercaba a la frontera con Estados Unidos, ya que algunos se dieron por vencidos en el camino y otros se separaron a fin de intentar cruzar por su cuenta. La frustración por la pobreza es una explicación común entre los migrantes que participan en la nueva caravana. Aproximadamente 65% de los hondureños son pobres y muchos sobreviven con el equivalente a uno o dos dólares al día. En años recientes, el país de 9,4 millones de habitantes también ha ocupado el primer lugar en el mundo en tasa de homicidios. Roberto Castro, de 26 años, uno de los viajantes en la caravana, dijo vía telefónica que es chofer de autobús y albañil, cuando hay trabajo. En estos días, no hay nada, dijo.

La mayoría de los migrantes van a pie, hombro con hombro, a la orilla de la carretera. Los camiones sin carga se han detenido intermitentemente a recoger a algunos de ellos y dejarlos lo más adelante posible. Otros hondureños les han entregado agua embotellada y alimentos en señal de apoyo. Castro dijo que lleva un cambio de ropa _ una camiseta y pantalón _ y se unió al grupo el viernes después de no saber nada, durante días, de la madre de sus dos hijos pequeños. Hace dos semanas, ella y los niños subieron en un autobús que se dirigía al norte desde San Pedro Sula. Comenzó a llorar al describir la preocupación de encontrarlos en una de las varias estaciones de paso entre Honduras y Estados Unidos. “Duele”, dijo entre lágrimas, “porque uno quiere la oportunidad”. La Secretaría de Gobernación de México emitió un duro recordatorio el sábado de que México no emite visas de entrada para quienes no cumplan con los “requisitos para transitar hacia un país vecino”. Además, México dijo que emite visas en sus consulados en el extranjero, no en los puntos de entrada. 

Tags:

Lee también

Comentarios