Cubanos hacen planes para cruzar México a EUA

Al llegar a territorio mexicano, la caravana de 180 cubanos que salió bajo privilegios desde Costa Rica se desgranó y cada uno hizo planes diferentes de cómo alcanzar la frontera EUA-México para presentarse como refugiados.
Enlace copiado
Cubanos hacen planes para cruzar México a EUA

Cubanos hacen planes para cruzar México a EUA

Cubanos hacen planes para cruzar México a EUA

Cubanos hacen planes para cruzar México a EUA

Enlace copiado
Los 180 cubanos que llegaron a la frontera sur de México después de meses de estar varados en Costa Rica comenzaron ayer a planear cómo cruzar el país hasta la frontera con Estados Unidos, su destino final. A todos se les concedió el documento de tránsito por 20 días que el Gobierno de México expidió de forma excepcional “y a partir de ahí empezaron a organizarse, unos pensaban moverse en avión, otros en bus hasta Ciudad de México, otros buscaban albergues para descansar”, dijo una funcionaria del Instituto Nacional de Migración, quien pidió el anonimato por no estar autorizada a hacer declaraciones públicas.

La Organización Internacional de Migraciones (OIM), la Cruz Roja y la Comisión Nacional de Derechos Humanos acompañan a los cubanos para resolverles las dudas que puedan surgir, añadió la funcionaria.

Destacó que el principal esfuerzo de las autoridades mexicanas ha sido hacer énfasis en que el documento que les dieron es gratuito.

El padre Flor María Rigoni, responsable del albergue Belén, de la población fronteriza de Tapachula, dijo que aunque el miércoles se puso en contacto con ellos alguien del grupo de cubanos para preguntarles si tenía espacio y él ofreció acoger a 40, finalmente ninguno se quedó.

En conversación telefónica con AP, el religioso denunció “toda la polvareda” que ha levantado el caso de los cubanos, unos “migrantes privilegiados” con quienes se ha hecho “política” en detrimento de los miles de migrantes centroamericanos que cruzan México en condiciones más preocupantes porque se juegan la vida en su lugar de origen, durante el trayecto y al ser deportados y ninguna autoridad les ayuda.

Manuel Rivero Oliva y Alexei Oliva, dos primos que llegaron el miércoles a Tapachula, se acercaron ayer al aeropuerto de la ciudad. Su plan, según informaron en conversación telefónica con la AP, era volar hasta Matamoros y de ahí cruzar a Brownsville, en Texas. Pero la mayoría de sus compañeros, aclaró Oliva, estaban pensando optar por el autobús.

Rivero, de 27 años, quiere llegar a Orlando, Florida, y se mostraba contento por la facilidad con la que habían conseguido los documentos de tránsito.

“Todo fue bien rápido. Estaba bien preparado. Fue una bendición”, indicó. “Fue algo muy hermoso saber que hay tantas personas que nos apoyan”.

Su primo Oliva, de 28 años, iba a tomar el mismo avión pero su destino final es Michigan. Allá lo espera su hermano y ya tiene el ofrecimiento de un trabajo. Oliva salió en avión de Cuba el 27 de octubre de 2015 rumbo a Ecuador.

“Durante ese tiempo logré conseguir un trabajito de informático”, dijo, el cual le ayudó a costear el viaje. Ellos optaron por dormir en un hotel de Tapachula hasta que saliera su avión.

Sergei Acosta, de 35 años, el primer migrante que bajó a tierras mexicanas, dijo que tiene mucha ilusión por llegar, sin importar lo cansado de estar en tránsito todos estos días. Todo sea por llegar a EUA.

Lee también

Comentarios

Newsletter