Lo más visto

“Curiosidad me da como cualquier país”

Washington.- Laychart recibe a El Universal en el memorial en recuerdo de las víctimas que murieron el 11-S en el Pentágono en mangas de camisa, con la chaqueta en la mano.
Enlace copiado
“Curiosidad me da como cualquier país”

“Curiosidad me da como cualquier país”

“Curiosidad me da como cualquier país”

“Curiosidad me da como cualquier país”

Enlace copiado
Corresponsal de El Universal/GDA/México

 En la solapa lleva un pin de forma poligonal de cinco lados, todos rojos menos uno que está en azul: representa el sector en el que a las 9:37 de la mañana del 11 de septiembre de 2001 se estrelló el vuelo AA77. Allí trabajaba y murió su hermano pequeño David, un analista de presupuestos para el ejército estadounidense alto, rubio de ojos azules, casado, con dos hijos, amante de los deportes. Tenía 40 años.

James es ahora el principal impulsor del monumento de recuerdo a las víctimas del Pentágono: una explanada con 184 banquitos, uno por cada una de las víctimas de ese día, y que se convirtió en el primer memorial del peor atentado de la historia de Estados Unidos. En vísperas de la efeméride, recibe a El Universal brevemente porque en su cabeza tiene mucho trabajo por hacer: está ideando la construcción y diseño de un centro de información para explicar qué sucedió ese día, mientras se prepara para ser el anfitrión del evento de recuerdo a las víctimas al que este año acudirá el presidente Barack Obama.

¿Qué recuerda del 11-S?

Sabía que mi hermano estaba en el Pentágono, al igual que mi padre, mi otro hermano (Mike) y mi tío. Uno a uno fuimos sabiendo de cada uno de ellos, nos iban diciendo que estaban bien. Estuvimos esperando respuesta de Dave, y conforme pasaba el tiempo se iba poniendo peor el día y nos preocupábamos cada vez más. Él había estado trabajando en el Pentágono ese día, y a medida que veías cómo se desarrollaban los eventos poco a poco por televisión se te encogía el corazón, entraba un sentimiento de desesperanza al ver las torres caer (…) Lo que más recuerdo es estar dando vueltas por aquí, tratando de descifrar si Dave estaba bien.

Han pasado 15 años.

Como familiares, no nos centramos tanto en los años que han pasado, sino en el sentimiento de que echas de menos a tu hermano, o quien sea. Cuando vuelves por aquí alrededor obviamente piensas en ello. Sus hijos han crecido, tenían 9 y 7 años entonces, mis hijos tenían 8 y 6. Han vivido la mayoría de su vida sin él. Eso te pone triste y son las cosas que te hacen pensar.

¿Siente algo especial cada vez que está cerca de donde murió su hermano?

El hecho de que ayudamos a que se construyera el memorial no hace que sea triste. Tenemos este precioso memorial, en el que la gente puede venir, visitar (…) Lo importante para los familiares es que nunca olvidamos.

¿No siente odio o rabia?

No y nunca los sentí. No sé por qué, no lo sé. Trato de enfocarme más en cómo vivo mi vida para honrarlo y tener toda esta rabia no es productivo.

Lee también

Comentarios