Darán asueto para facilitar cumbre

Los derechos humanos en Venezuela y el enfrentamiento con EUA acaparan la atención del cónclave.
Enlace copiado
Preparativos. Un trabajador pinta una pared bajo las banderas de los países que participarán en la VII Cumbre de las Américas en el Centro de Convenciones Atlapa.

Preparativos. Un trabajador pinta una pared bajo las banderas de los países que participarán en la VII Cumbre de las Américas en el Centro de Convenciones Atlapa.

Darán asueto para facilitar cumbre

Darán asueto para facilitar cumbre

Enlace copiado
Delegaciones oficiales comenzaron a llegar ayer a Panamá para participar en la VII Cumbre de las Américas, mientras que el Gobierno ultima detalles de la organización y sindicalistas denuncian una campaña contra Cuba y Venezuela.

Esta “cumbre histórica”, en la que por primera vez se sentarán en una misma mesa los 35 países del continente, está causando gran expectación internacional.

Cuba, Venezuela, Estados Unidos, Canadá, México y Argentina son algunos de los países que enviaron con antelación a una parte de su comitiva oficial para preparar las intervenciones de los presidentes y conocer las instalaciones de Atlapa, el centro de convenciones de la capital panameña donde tendrá lugar la reunión continental.

Centenares de trabajadores montaban este lunes a contrarreloj los salones donde se reunirán los jefes de Estado del continente y apuraban los últimos detalles previos a la cumbre.

El laberíntico centro de convenciones Atlapa era ayer un ir y venir de personas, camionetas, carritos, escaleras, cables, pancartas y ordenadores, ya que hoy empiezan las tareas de limpieza.

El Gobierno de Panamá declaró festivo el viernes 10 de abril, día en el que comienza la reunión hemisférica, para aligerar el tráfico en la capital y no entorpecer la celebración de la cumbre.

En el marco de la VII Cumbre de las Américas, 19 exmandatarios iberoamericanos van a denunciar lo que califican como una “alteración democrática” en Venezuela, según informó desde Madrid la FAES, presidida por el exjefe del Gobierno español José María Aznar.

En la llamada Declaración de Panamá, que será presentada el día 9, se insta a los gobernantes americanos a aunar esfuerzos para construir una “alternativa” a la crisis venezolana.

Las televisiones internacionales y nacionales también calientan motores ante lo que es ya uno de los acontecimientos periodísticos del año y han instalado platós en las proximidades del centro de convenciones para analizar y entrevistar a los protagonistas.

En uno de esos platós se sentó ayer el embajador de Venezuela en Panamá, Jorge Luis Díez Durán, que fue entrevistado por una televisión local, y dijo: “Se puede esperar cualquier cosa” de la cumbre porque “Obama nos tiene acostumbrados a las sorpresas”.

Su presidente, Nicolás Maduro, tiene previsto entregarle a Obama 10 millones de firmas para pedirle que derogue sanciones.

Lee también

Comentarios

Newsletter