Lo más visto

Destitución de Puigdemont y elecciones antes de seis meses: el Senado de España aprueba la aplicación del artículo 155 para hacer frente a la independencia de Cataluña

El presidente del gobierno español podrá destituir al presidente de la Generalitat de Cataluña y ordenar la disolución del Parlamento catalán como parte de un paquete de medidas para hacer frente al desafío independentista de esa comunidad autónoma.

Enlace copiado
Enlace copiado
Mariano Rajoy ante el Senado español.
Reuters

El presidente de España podrá destituir al presidente de la Generalitat de Cataluña y ordenar la disolución del Parlamento catalán como parte de un paquete de medidas para hacer frente al desafío independentista de esa comunidad autónoma.

La decisión fue tomada este viernes por el Senado español minutos después de que el Parlamento catalán aprobara iniciar el proceso para "constituir una República catalana como Estado independiente" de España.

El paquete de medidas recibió el voto favorable de 214 senadores, mientras que 47 votaron en contra y uno se abstuvo.

Según explicó el propio presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, la autorización para disolver el Parlamento catalán tiene como objetivo permitirle convocar a elecciones en la región "en un plazo máximo de seis meses".

Y cuando compareció ante el Senado para solicitar la aprobación de las medidas, tomadas al amparo de artículo 155 de la Constitución española, el mandatario aseguró que su intención "es celebrarlas lo más pronto posible".

El presidente de España, Mariano Rajoy.
Reuters
El presidente de España, Mariano Rajoy, prometió restaurar el orden constitucional en Cataluña.

La Cámara Alta también le dio a Rajoy autorización para proceder al cese del presidente de la Generalitat de Cataluña , del vicepresidente y de los consejeros que integran su gobierno.

Según la disposición, el ejercicio de dichas funciones corresponderá "a los órganos o autoridades que a tal efecto cree o designe el Gobierno de la Nación".

Las medidas limitan además las competencias del parlamento catalán, pues su presidente ya no podrá proponer candidato a la presidencia de la Generalitat y su plenario no podrá celebrar debate ni votación de investidura.

"Estas son (las medidas) más importantes. Hay otras" , destacó el propio Rajoy, quien ahora tendrá que reunirse con su Consejo de Ministros para decidir sobre la aplicación de las mismas.

Lee también

Comentarios