Lo más visto

Más de Internacionales

"Detener o deportar" no soluciona la migración

Para Óscar Chacón, esta es una responsabilidad de país, todavía luego de que Centroamérica está experimentando "éxodos en masa".

Enlace copiado
Sin salida.   Las caravanas han quedado en pausa en la frontera entre México y Estados Unidos.

Sin salida. Las caravanas han quedado en pausa en la frontera entre México y Estados Unidos.

Enlace copiado

La migración irregular en Centroamérica, que ha tomado un giro de "antes y después" por las caravanas migrantes, merece una responsabilidad "de país", no solo de gobiernos centrales, sino locales y del sector privado. Y para tener un descanso en el flujo migratorio, no basta con "detener o deportar", dice Óscar Chacón, director ejecutivo de la organización Alianza Américas, que representa a 100,000 familias en 50 organizaciones distribuidas a lo largo de Estados Unidos.

El 13 de octubre salió la primera caravana de centroamericanos con rumbo a Estados Unidos. Uno a uno, grupos de alrededor de 300 personas comenzaron a abandonar Honduras y, luego, El Salvador, de donde cuatro grandes caravanas se han marchado.

"Indudablemente, la caravana que salió el 13 de octubre de Honduras ya se considera un parteaguas, en términos de marcar un giro en la manera en la que la gente se va", dice Chacón.

"El giro que da la migración centroamericana a partir de octubre apunta hacia esta modalidad de éxodo colectivo", reflexiona, aunque apunta que esto no quita que algunos se siguen yendo solos.

Como dirigente de la red con base en Estados Unidos pero que trabaja de forma transnacional con interés en migración y derechos humanos, asevera que el tema no le compete solo al Gobierno, en el caso de El Salvador, Honduras y Guatemala, los países que más producen migrantes.

"Mientras estas partes estén desarticuladas la una con la otra o, peor aún, estén peleadas la una con la otra, se va a hacer muy difícil que lleguemos a una articulación de una nueva perspectiva de país, de un nuevo contrato, si se quiere, nacional, que nos permita habla de verdad de cómo solventar el dilema que ahora tenemos", analiza. Y advierte que esto no se va a resolver en el corto plazo. "Detenerlos o deportarlos no es una solución", dice.

Chacón visita el país esta semana para participar en el Segundo Seminario de la Alianza para Enfrentar las Causas de la Migración y Construir Oportunidades en Territorios Rurales de Mesoamérica, que reúne a la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los dirigentes del Triángulo Norte de Centroamérica se reunieron el último fin de semana con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para firmar un acuerdo, con el apoyo de CEPAL, que incluye un fondo para generar empleos en la región.

Si bien el documento no es extenso y no abona detalles, para Chacón es un punto de inicio relevante "para ver de qué forma se puede comenzar un esfuerzo nuevo o reorientar esfuerzos existentes de cómo hacer de los países lugares para que la gente tenga menos razones para irse".

Lee también

Comentarios