Detienen a posible cómplice de terroristas que atentaron en Barcelona

La investigación de la Guardia Civil, que sigue abierta, busca reconstruir la actividad logística de la célula de 12 yihadistas que organizó los atropellos masivos del 17 de agosto en la Rambla de Barcelona y en la localidad costera de Cambrils.

Enlace copiado
La Guardia Civil ha detenido hoy en Vinaroz a un marroquí de 24 años residente en España por colaborar con la célula yihadista responsable de los atentados terroristas cometidos en agosto en Barcelona y Cambrils. EFE/ Domenech Castelló

La Guardia Civil ha detenido hoy en Vinaroz a un marroquí de 24 años residente en España por colaborar con la célula yihadista responsable de los atentados terroristas cometidos en agosto en Barcelona y Cambrils. EFE/ Domenech Castelló

Enlace copiado

Las fuerzas de seguridad detuvieron hoy a un marroquí de 24 años residente en España debido a su presunta relación con los atentados terroristas que hace un mes dejaron 16 muertos y más de 130 heridos en Barcelona y Cambrils.

El sospechoso fue arrestado en Vinaroz, este de España. Mantenía al parecer una "estrecha relación" con los yihadistas responsables de los atentados y en particular con el "cerebro" de la trama, el imán Abdelbaki Es Satty, detalló el Ministerio del Interior español.

La investigación de la Guardia Civil, que sigue abierta, busca reconstruir la actividad logística de la célula de 12 yihadistas que organizó los atropellos masivos del 17 de agosto en la Rambla de Barcelona y en la localidad costera de Cambrils.

La célula quedó desarticulada pocos días después de los ataques, porque todos sus miembros fueron detenidos o abatidos, pero las fuerzas de seguridad mantuvieron abierta la investigación para aclarar posibles cómplices o vínculos con otros yihadistas.

En ese marco, la Guardia Civil encontró indicios de que varios miembros de la célula recibieron apoyo del sospechoso detenido hoy por ejemplo para la compra de peróxido de hidrógeno, componente clave del explosivo conocido como "madre de Satán".

Los yihadistas estaban fabricando ese explosivo en una vivienda de Alcanar, 200 kilómetros al sur de Barcelona, cuando una detonación por error el 16 de agosto frustró sus planes de un atentado mayor y precipitó los atropellos del día siguiente.

El detenido pudo facilitar también a los terroristas los vehículos para transportar las sustancias explosivas, según la Guardia Civil.

Desde el 26 de junio de 2015, cuando el Ministerio del Interior elevó a cuatro (sobre un máximo de cinco) el nivel de alerta antiterrorista, las fuerzas de seguridad españolas detuvieron a 201 yihadistas en el país y en el exterior.

 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter