Lo más visto

Diez datos que quizá no conocías de Fidel Castro

Fidel Castro cumple este sábado 90 años de vida, y aunque su vida ha estado en la palestra pública mundial el último medio siglo, hay datos de su vida personal que no son muy conocidos. Algunos de estos han sido revelados en las últimas décadas por diversos biógrafos y algunos relativos a su niñez han sido contados por él mismo, a través de su libro biográfico "Por todos los caminos de la Sierra: la victoria estratégica", publicado en 2010.
Enlace copiado
Diez datos que quizá no conocías de Fidel Castro

Diez datos que quizá no conocías de Fidel Castro

Diez datos que quizá no conocías de Fidel Castro

Diez datos que quizá no conocías de Fidel Castro

Enlace copiado
A continuación, algunos de los datos más relevantes de la vida privada de Fidel Castro que quizá no conocías:

1. Fidel nació en el poblado de Birán el 13 de agosto de 1926, como hijo ilegítimo de Ángel María Bautista Castro y Argiz, un inmigrante gallego que en Cuba se convirtió en un próspero terrateniente. Su madre, Lina Ruz González -quien había sido contratada para trabajo doméstico y entabló una relación extramarital con Ángel cuando este aún estaba casado con María Argota Reyes- ya había tenido dos hijos más producto de la misma relación -Ángela y Ramón- y luego de él tuvo tres hijas más: Juana, Enma y Agustina. Ambos padres eran iletrados. Sus hermanastros por parte del primer matrimonio del padre son Lidia y Pedro Emilio.

2. Su nombre inicial era Fidel Hipólito Ruz. Su primer nombre fue elegido por su padre en honor a su socio y amigo Fidel Pino Santos. Fidel fue reconocido por su padre hasta los 17 años, cuando legalizó la unión con la madre, por lo que hasta entonces adoptó el apellido Castro antecediendo al de Ruz. Posteriormente, cambió su segundo nombre a Alejandro, según diversas fuentes, por la admiración hacia Alejandro Magno, rey de Macedonia en el 336 a.C.

3. Aprendió a leer "forzosamente" cuando lo sentaban en la escuelita pública de Birán, donde nació. A los siete años, una maestra de la escuela pública se lo llevó "pretextando la hipotética inteligencia del niño" a Santiago de Cuba, a una "vivienda pobre y casi sin muebles". Sin embargo, pasó algún tiempo sin recibir ninguna educación formal en esa vivienda. Aprendió a sumar, restar, multiplicar y dividir, casi de manera autodidacta, con las tablas que veía en el forro de una libreta que le dieron para practicar caligrafía "que nadie dictó ni revisó nunca". Además, con la pensión que su familia –engañada por la maestra- le pasaba a la mujer desempleada, por él y sus dos hermanos mayores, se alimentaban siete personas, incluyendo parientes de ella. Durante ese tiempo conoció el "hambre creyendo que era apetito", y arreglaba sus zapatos con hilo de coser. Fidel afirma que podría escribir un libro con los recuerdos y enseñanzas prácticas de su niñez. "No nací político, aunque desde muy niño observé hechos que, grabados en mi mente, me ayudaron a comprender las realidades del mundo", dice.

4. El primer premio que considera recibió en su vida fue cuando lo enviaron como interno a la escuela, como castigo por rebelarse por el trato recibido con la familia con la que vivía. Meses antes había sido inscrito como externo al primer grado, de ocho años. Cada semana recibía un boletín blanco por conducta correcta y, por sus buenas notas, lo promovieron del tercero al quinto grado, y así recuperó "el tiempo perdido".

5. Durante el sexto grado, a los doce años, le escribió una carta al presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, que según dice le "despertaba simpatía". La embajada estadounidense informó sobre la recepción de la correspondencia, lo que se convirtió en un gran suceso en su escuela: "Fidel se cartea con el presidente de los Estados Unidos". Tiempo antes lo operaron del apéndice y, a los diez días, la herida se infestó. Estuvo en el hospital cerca de tres meses.

6. Todas sus vacaciones, desde el primero de primaria hasta culminar el bachillerato, las pasó en Birán, donde su padre tenía una finca. Eran tres veces al año: Navidad, Semana Santa y vacaciones de verano. Desde 2002 y en la actualidad, su vivienda familiar funciona como museo y, en 2008, fue declarada monumento nacional. Para este año, por su cumpleaños, tienen planificada la publicación de fotografías inéditas de su infancia, adolescencia y juventud, como parte de las exposiciones del lugar.

7. En la Universidad de La Habana -donde estudió derecho- rechazó desde el primer día las humillaciones de las "novatadas", que rapaban a la fuerza a los recién llegados, y pidió que le cortaran el pelo "bien bajito" para identificarse como un alumno nuevo. Se licenció como abogado en 1950.

8. Contrajo matrimonio católico por primera vez a los 22 años con Mirta Díaz Balar, en octubre de 1948. Su esposa era una estudiante de 20 años de Filosofía de la Universidad de La Habana y provenía de una familia influyente y adinerada. Cuando se divorciaron, Mirta se casó con el anticastrista Emilio Núñez Blanco y, tras el triunfo de la Revolución Cubana, emigraron hacia EUA con dos hijos.

9. Ha tenido varios hijos producto de distintas relaciones amorosas, algunas más fugaces que otras. Por el empeño en mantenerlos en el anonimato, el número no ha podido ser definido; sin embargo, se conocen algunos, una parte de los cuales tienen nombres que inician con la letra "A" en honor a Alejandro. Su primer hijo es Fidel Félix, producto de su primer matrimonio y quien nació en septiembre de 1949. "Fidelito" se formó como físico nuclear en la URSS. En ese año también nació Jorge Ángel Castro Laborde, hijo de María Amparo Laborde. Por otra parte, su hija mayor, Alina, nació en 1956 producto de relaciones extramaritales con Natalia Revuelta Clews, quien también estaba casada. La hija fue reconocida por su padre pero tomó el apellido de su padrastro, se formó como modelo en Cuba y en 1993 se fue de la isla, y en Miami comenzó a exponer públicamente sus críticas a Castro y su gobierno. En 1956 nació además Francisca Pupo, a quien no conoció. También tuvo una relación íntima con Celia Sánchez Manduley, compañera de lucha desde la Sierra Maestra y quien murió en 1980 por cáncer pulmonar. Tras el fallecimiento de esta, se casó con Dalia Soto del Valle, a quien conoció dos décadas antes y con quien tuvo cinco hijos, el primero en 1962 y el último en 1974: Alexis, Alexander, Alejandro, Antonio y Ángel.

10. Ha burlado decenas complots homicidas orquestados por una CIA obsesionada con asesinarle, entre estos puros explosivos, batidos venenosos, un traje de baño letal, o una amante contratada por la agencia.

Tags:

  • fidel castro
  • cuba
  • cumpleañis 90

Lee también

Comentarios