Lo más visto

Más de Internacionales

Dirigencia del partido de Trump condenó a los grupos racistas

Partido se vio obligado a recodar que no comparte esa línea, tras los reclamos al presidente.
Enlace copiado
Dirigencia del partido de Trump condenó a los grupos racistas

Dirigencia del partido de Trump condenó a los grupos racistas

Dirigencia del partido de Trump condenó a los grupos racistas

Dirigencia del partido de Trump condenó a los grupos racistas

Explican.  Los dirigentes del Partido Republicano, que llevó a Donald Trump a la Presidencia, tuvieron que mostrar cierta distancia entre lo que dijo el mandatario y sus convicciones como políticos. Otra vez.

Explican. Los dirigentes del Partido Republicano, que llevó a Donald Trump a la Presidencia, tuvieron que mostrar cierta distancia entre lo que dijo el mandatario y sus convicciones como políticos. Otra vez.

Enlace copiado
Caminando sobre una cuerda floja, el Comité Nacional Republicano denunció resueltamente ayer a los grupos supremacistas blancos, pero sin criticar al presidente Donald Trump a pesar de que se mostró vacilante en sus declaraciones sobre los disturbios mortíferos en Charlottesville, Virginia.

Reunido en Nashville, Tennessee, el Comité aprobó en votación una serie de resoluciones, una de las cuales afirma que “los nazis, el KKK, los supremacistas blancos y otros son repugnantes, malignos y no tienen un lugar fructífero en Estados Unidos”.

Aunque fue aprobada por unanimidad, algunos miembros sostuvieron que la resolución era innecesaria y mostró al partido a la defensiva.

“Es asombroso que nos hayan arrastrado a esta discusión de que no somos racistas. Es absurdo”, dijo el presidente del Partido Republicano de Colorado, Jeff Hays. “¿Por qué habríamos de sentirnos obligados a hacer esto?”

La declaración refleja la diferencia entre los líderes republicanos preocupados por la imagen del partido tras los discursos recientes del presidente Donald Trump y los nuevos dirigentes estatales, partidarios acérrimos de Trump.

Sin embargo, la resolución era prioritaria para la presidenta del partido Ronna Romney McDaniel y otros jerarcas republicanos, molestos por la renuencia inicial de Trump a denunciar enfáticamente a los grupos racistas después de los hechos violentos en Charlottesville.

“No hay debate, tenemos que reafirmar que somos el partido de Lincoln”, dijo McDaniel. “Vamos a demostrar nuestros principios morales al denunciar el odio y la violencia”, agregó.

A pesar de la resolución, no parece estar flaqueando el apoyo al presidente dentro del partido, sino todo lo contrario.

Lo que debió ser un encuentro de rutina se ha convertido en un cónclave de renovado respaldo al mandatario. “El presidente no se equivocó al señalar lo que la prensa se negó a señalar”, que los contramanifestantes también “vinieron a pelear” en Charlottesville, dijo el líder del partido en Pensilvania, Val DiGiorgio.
 

Lee también

Comentarios