Lo más visto

Más de Internacionales

Dos trenes con 400 personas chocaron de frente en Costa Rica

Bomberos confirma al menos cuatro heridos de gravedad y muchos pasajeros con cortaduras y golpes. 
Incofer indicó que percance podría atribuirse a un error humano, por lo que investigará accidente.

Enlace copiado
Foto de La Nación/José Cordero

Foto de La Nación/José Cordero

Enlace copiado

Dos heridos de gravedad y múltiples personas con cortaduras y golpes es el saldo preliminar de la colisión frontal de dos trenes con 400 personas ocurrida la tarde de este lunes en Santa Rosa de Santo Domingo, en Costa Rica.

El choque se registró minutos antes de las 6 p.m. en el sector comprendido entre La Tomatera y Santa Rosa, en una zona muy oscura y rodeada de montículos de tierra, lo que complicó la extracción de los pacientes, quienes en su mayoría descansaban, dijeron testigos.

Las máquinas involucradas fueron la 2459 y la 2460. Una viajaba en sentido  San José- Heredia, mientras que la otra lo hacía en sentido contrario.

Debido al impacto, varios vecinos que habitan cerca corrieron para ayudar a los heridos. Para ello llevaban focos, ya que en un inicio solo se escuchaban gritos de dolor y llanto, los cuales fueron mermando con el arribo de los primeros  socorristas de la Cruz Roja y el Cuerpo de Bomberos.

Foto de La Nación/José Cordero.

Elizabeth Briceño, presidenta del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), indicó que "eventualmente" el percance podría atribuirse a un error humano.

Sin embargo, advirtió que no podría verificar la versión hasta no tener las pruebas técnicas.

"No debería ocurrir nunca; es un tema de seguridad para nuestros usuarios", aseveró Briceño luego de confirmar la suspensión temporal del servicio de tren entre San José y Heredia.

Foto de La Nación/José Cordero.

Entre los pasajeros afectados figura Luis Mora Chaves, trabajador de una empresa distribuidora de repuestos y quien se dirigía desde Heredia hacia Santa Rosa de Santo Domingo.

"Todo ocurrió muy rápido. Escuché que venía el otro porque sonó la pitoreta. Un chavalo que venía cerca me cayó encima producto del golpe. Tengo lesiones en mi rodilla derecha. Me duele demasiado. Había salido de trabajo a las 5 p. m.", relató en una camilla mientras era atendido.

En el otro tren viajaba Daniela Ulloa, una joven de 22 años que regresaba de su trabajo en la Asamblea Legislativa. "Estoy golpeada, impactada por el susto. "Iba de San José a Heredia, era el tren de las 5:40 p. m. Yo venía como en el tercer vagón... solo se sintió un impacto fuerte y comenzó a salir humo blanco", contó.
"Una muchacha que iba de pie, al parecer se quebró la pierna. Iba de pie, donde está la separación de los dos vagones, donde hay un acordeón, se alzó como la tapa del piso y ella quedó prensada. En otro vagón se quebraron todos los vidrios y le cayeron a la gente. Fue un golpe muy feo, la verdad que sí", añadió la pasajera.
Según Ulloa, las personas que salieron por sus propios medios tuvieron que caminar cerca de 100 metros para llegar a la calle. En el trayecto, vio a muchas personas que requerían atención, algunas inconscientes.

Foto de La Nación/José Cordero.

"Yo me golpeó en un tubo, pero estoy bien gracias a Dios. Éramos muchos que veníamos, era hora pico", concluyó.
Gabriela Vega, otra de las pasajeras que viajaba hacia Heredia, contó: "Uno de los trenes tiene que hacer parada y no la hizo entonces chocaron ambos. El tren (en el que ella viajaba)  iba más despacio antes de que pasara el choque".

Relató que en los vagones del tren a Heredia podrían llevar a unas 200 personas. Ella resultó ilesa, pero dijo haber visto a muchos heridos,  entre ellos una mujer embarazada.

En el lugar se estableció una zona de clasificación de pacientes conocida como triage.     

Allí se valoraba a cada paciente y se determinaba el tipo de lesiones que tenía, para su posterior traslado a los diferentes centros médicos, en su mayoría al hospital San Vicente de Paúl, en Heredia, hospital México, en La Uruca, Calderón Guardia, en San José y Hospital de Alajuela.    

Al ser las 6:30 p. m., todos los servicios de tren quedaron suspendidos, informó el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) en las cuentas de sus diferentes redes sociales.

Una lugareña, quien se identificó solo como Diana, dijo que estaba en su casa cuando escuchó un fuerte estruendo, por lo que imaginó que se trataba del tren.

Añadió que corrió hasta el sitio y ayudó a sacar a algunas personas que si podían caminar, entre estos varios menores, los cuales se mostraron asustados por el evento vivido.   

Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, manifestó que se contó con la ayuda de paramédicos de la Cruz Roja y 8 de rescate de Bomberos, entre estas varias unidades paramédicas.
Para acceder al lugar, las diferentes unidades de socorro debían de ingresar una a una y en reversa en una angosta vía, con la intención de no atrasar.  

La Cruz Roja indicó a las 8:45 p.m. que se había atendido un total de 100 pacientes; 80 estables o verdes, 18 con en condición amarilla o intermedia y dos graves (rojos).

En el caso del hospital de Heredia se atendieron 27 pacientes, 20 verdes y 7 amarillos. También se están atendiendo en el Área de Salud Heredia, Cubujuquí , confirmó María Eugenia Villalta, gerenta médica de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). 
En abril del año pasado, otros dos trenes chocaron frontalmente en Pavas, y más de 100 pasajeros resultaron heridos.

Tags:

Lee también

Comentarios