Lo más visto

Duque y Petro a 2.ª vuelta; Fajardo acepta derrota

En las elecciones se impuso Iván Duque, del partido uribista Centro Democrático, con el 39.15 % de los votos, y se medirá en segunda vuelta el 17 de junio al izquierdista Gustavo Petro.
Enlace copiado
Enlace copiado

El camino de Iván Duque Márquez, que ayer dio un gran paso hacia la Presidencia de Colombia al pasar a la segunda vuelta con un amplio margen, está unido al del uribisimo, un movimiento del que se ha convertido en la cara amable que puede devolverle al poder.

Las encuestas no fallaron en esta ocasión y con 7.5 millones de votos consolidó su paso de desconocido y novato en política a favorito para la presidencia.

Según la Registraduría Nacional, entidad organizadora de las elecciones, Duque obtiene el 39.12 % y Petro el 25.08 %, pero le sigue muy de cerca Sergio Fajardo, de Coalición Colombia, con el 23.80 %.

Duque era el más joven de la baraja de candidatos y ha tenido éxito al presentarse como abanderado de un sector de la sociedad insatisfecho con el acuerdo de paz firmado con las FARC y que teme que el país se convierta en una segunda Venezuela.

Su discurso es una versión moderada del usado por el expresidente Álvaro Uribe, líder natural y alma del partido Centro Democrático en el que Duque, de 41 años, ha hecho su corta carrera política, primero como senador en el periodo 2014-2018 y ahora como candidato presidencial.

Hace un año, cuando la campaña apenas empezaba, muchos colombianos afirmaban que votarían “por el que diga Uribe” y ese resultó ser Duque, que se impuso por amplio margen en una consulta interna y el pasado 11 de marzo en una entre partidos de la derecha para obtener así la nominación presidencial.

Sin embargo, no ha conseguido aprovechar el impulso que quería llevarle directamente a la presidencia con una victoria en primera vuelta.

Como forma de romper con la polarización que puede arrastrar Uribe, nada más depositar su voto en la urna aseguró que espera gobernar “sin espejo retrovisor”.

“Quiero gobernar Colombia sin espejo retrovisor, mirando hacia el futuro de nuestro país. Quiero un país de legalidad, de lucha frontal contra la corrupción, que siempre haya seguridad en todo el territorio”, aseguró.

Sus rivales le echan en cara su falta de experiencia, ya que su único cargo público es el de senador del Centro Democrático, a lo que responde que su trayectoria es similar a la de figuras exitosas como el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, o el presidente francés, Emmanuel Macron.

A diferencia de Uribe, su mentor, Duque no es visceral, lo que le ha granjeado el apoyo de electores que no son del Centro Democrático y ha llevado al partido a dar un gran salto con respecto a 2014, cuando el entonces candidato Óscar Iván Zuluaga consiguió casi 3.8 millones de votos en primera vuelta, pero sus críticos aseguran que en caso de ganar la presidencia será un títere de Uribe, a lo que Duque responde: “Yo voy a ser el presidente y voy a tomar las decisiones”.

Mientras, el candidato izquierdista, Gustavo Petro, dijo que Duque ha tocado techo electoral y mostró su confianza en remontar para ganar. “Duque parece tener un techo y en cambio somos nosotros, las fuerzas libres de la ciudadanía, las que no parecen tener techo, vamos avanzando con paso firme, constante, siempre adelante, pueden ustedes tener la certeza que vamos a vencer, que se puede cambiar la historia de Colombia”, dijo Petro, del movimiento Colombia Humana, a sus seguidores.

El candidato también consideró que “indudablemente hay millones y millones de colombianos” que salieron ayer a las mesas electorales y “dieron un ejemplo mundial de participación, de deseo de decidir sobre su país independientemente de por quién votaron”, que tuvieron “bastantes alternativas para ello”.

“El voto no se polarizó, se distribuyó entre varias alternativas muy fuertes desde el punto de vista electoral que indica que en Colombia va cogiendo fuerza y legitimidad lo que durante mucho tiempo no se podía hacer: el pluralismo como eje de la democracia”, concluyó.

El tercero, Fajardo

El candidato de la Coalición Colombia, Sergio Fajardo, reconoció los resultados en las que quedó de tercero.

“Como siempre lo dijimos, respetamos el resultado de las elecciones y no tenemos ninguna objeción, así somos nosotros. Una felicitación muy especial para Iván Duque, para Gustavo Petro, están en la posición en que están, se lo merecen, es la democracia y nosotros respetamos la democracia”, afirmó Fajardo en Bogotá.

Mientras que el candidato liberal Humberto de la Calle lamentó no haber concretado una alianza con el aspirante de la Coalición Colombia, que les hubiera permitido avanzar a la segunda vuelta y calificó esta situación como el “punto de quiebre” de la campaña.

“Ratifico mi admiración por Sergio Fajardo, lamento que cuando era legalmente posible, mi pertinaz invitación a formar una alianza no tuvo éxito, no tuvo éxito de su parte pese a que todo mostraba y muestra que hubiera podido ser el triunfador, este fue el punto de quiebre de la campaña”, afirmó De la Calle, quien tuvo el 2.06 %, resultados que de haberse unido, habrían alcanzado el segundo lugar.

Lee también

Comentarios