Lo más visto

EI pierde fuerza debido a ofensiva desde Mosul

El grupo terrorista expande sus tentáculos gracias a la propaganda muy bien organizada, pero ha sufrido por los ataques en la ciudad.
Enlace copiado
Enlace copiado
El grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha visto debilitada su capacidad propagandística después de haber perdido varias sedes de los medios desde donde difundía sus informaciones, ante los avances de las tropas iraquíes en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, dijeron ayer fuentes iraquíes.

“Los bombardeos contra el grupo en la ciudad de Mosul lograron destruir casi 70 % de los centros mediáticos y propagandistas del EI”, dijo ayer a Efe el catedrático de información en la Universidad de Bagdad, Omar Salahaldin.

Salahaldin, que antes trabajaba en la Universidad de Mosul, consideró que tras tomar el control de la ciudad en 2014, el EI tenía como objetivo establecer “un sistema de propaganda” para difundir su pensamiento radical, engañar la opinión publica y convencer a gente unirse a sus filas.

El grupo yihadista detuvo a muchos periodistas tras ocupar la urbe y se hicieron con el control de todos los centros y sedes de medios de información que estaban en Mosul.

Posteriormente, el EI fundó la radio de Al Bayan, la revista semanal Al Nabaa, que la distribuía en la ciudad, y tenía pantallas en las calles de Mosul a través de las cuales emitía sus videos propagandísticos, destacó el catedrático.

La emisora de radio Al Bayan ha sido prácticamente desmontada por los militares, aunque aún consigue hacer alguna emisión esporádica.

El EI estaba a punto de establecer su propia emisora de televisión, pero no ha logrado hacerlo por los intensos bombardeos de la aviación iraquí y la coalición internacional, encabezada por Estado Unidos.

La agencia de noticias Amaq, vinculada a los yihadistas, sigue difundiendo informaciones y reivindicaciones de atentados por internet, aunque se ve obligada a cambiar de dominio cada vez con una mayor frecuencia, debido a que los proveedores le cortan el servicio.

“Tras perder muchos puntos de su sistema de propaganda en las últimas semanas, el EI ya es incapaz de reclutar a más personas para que luchen con el grupo”, opinó Salahaldin.

Esos medios eran claves para convencer a la gente a participar en “la guerra santa”.
 

Lee también

Comentarios