Lo más visto

ES descarta deportaciones masivas de EUA

Cancillería sostiene que el gobierno de Donald Trump no está ejecutando todas sus propuestas de campaña sobre inmigración.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ministro de Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, reconoció ayer en declaraciones a dpa que existe “inquietud” tras la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, pero descartó que Washington pueda ordenar deportaciones masivas “porque son logísticamente imposibles”.

“Hay inquietud porque hubo una retórica muy fuerte sobre el tema migratorio durante la campaña. Es una situación diferente a la que se tenía con la administración de (Barack) Obama, pero no es cierto que todos los anuncios que se hicieron durante la campaña se estén ejecutando”, señaló.

En una entrevista con la agencia dpa, el jefe de la diplomacia salvadoreña aseguró que si bien el Gobierno trabaja con diferentes escenarios posibles, por el momento el cambio de gobierno en la Casa Blanca no ha tenido incidencia en el número de migrantes retornados.

“Nuestros niveles de deportación han tenido una fluctuación normal (para estos) meses del año. Entonces, no estamos hablando de una escalada drástica en el tema. Una deportación masiva es logísticamente imposible, pero, en un escenario poco favorable, podría incrementarse el número de personas deportadas”, agregó Martínez.

El canciller llamó a sus compatriotas a “mantener la calma” y les aseguró que velará por los derechos de los cerca de 2.8 millones de salvadoreños que residen en Estados Unidos.

“Vamos a seguir apelando para que cualquier salvadoreño detenido tenga derecho a una entrevista consular. Además, tenemos estrategias de alianzas en Estados Unidos, no solo a nivel federal, sino a nivel de estado y local. Hay mucha sensibilidad positiva a nivel estatal y local, mantenemos, por ejemplo, alianzas con iglesias o con organizaciones de migrantes”, explicó el ministro de Exteriores.

El Salvador, junto con Honduras y Guatemala, firmó con la administración de Barack Obama la Alianza para la Prosperidad.
 

Lee también

Comentarios