EUA: Centroamérica sigue siendo corredor de cocaína

Sobre El Salvador, el informe del Departamento de Estado reconoce esfuerzos, aunque asegura que sigue siendo uno de los países de mayor tránsito de drogas.
Enlace copiado
Paso Un policía hondureño custodia droga decomisada.

Paso Un policía hondureño custodia droga decomisada.

EUA: Centroamérica sigue siendo corredor de cocaína

EUA: Centroamérica sigue siendo corredor de cocaína

Enlace copiado
El Gobierno de Estados Unidos advirtió ayer que los países centroamericanos siguen conformando el gran corredor para el tráfico de cocaína desde América del Sur hacia suelo estadounidense, pasando por México.

El 90 % de la cocaína que llegó al mercado de Estados Unidos en 2016 pasó por el corredor centroamericano, indicó ayer el informe anual del Gobierno sobre narcotráfico en el mundo.

El reporte, enviado por el Departamento de Estado al Congreso estadounidense, incluye a El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Costa Rica entre los mayores países de tránsito de drogas del mundo.

Estados Unidos reconoce que El Salvador “reforzó su capacidad para combatir el tráfico ilícito de drogas en 2016” y sus autoridades han demostrado “una mayor capacidad para dirigir investigaciones complejas, coordinar y compartir información entre organismos y socios extranjeros así como para desmantelar las estructuras del crimen organizado”.

No obstante, el informe recuerda que El Salvador aún enfrenta “desafíos formidables y debe tomar medidas para promover la aplicación de la ley de manera sostenible y efectiva”, considerando que se trata de uno de los países de mayor tránsito de drogas del mundo.

Asimismo, también alerta del incremento del consumo de estupefacientes entre la población salvadoreña, especialmente entre los más jóvenes.

En el caso de Guatemala, EUA advierte que por este país se trafican alrededor de 1,000 toneladas métricas (MT) de cocaína al año, la gran mayoría destinadas al mercado estadounidense.

Según el informe, las organizaciones criminales explotan “las fronteras porosas” del país y la sobrecarga de las agencias policiales para “traficar narcóticos, cultivar marihuana y opio, producir heroína y metanfetamina, y el contrabando de productos químicos precursores”.

Según estimaciones de Estados Unidos, el volumen de cocaína que transitó de Honduras a suelo estadounidense en 2016 se mantuvo aproximadamente igual que en 2015, lo que equivale a cerca de 3 a 4 toneladas métricas al mes.

“La gran mayoría de la cocaína que transita por Honduras llega por vía marítima”, apunta el informe, mientras que en 2016 el número de aviones sospechosos de contrabando de cocaína en Honduras disminuyó en aproximadamente un 30 % respecto de 2015.

Lee también

Comentarios

Newsletter