Lo más visto

EUA, Francia y el Vaticano en contra de ese organismo

Estados Unidos prevé aplicar sanciones más duras. En tanto, la Santa Sede pidió suspender la instalación de la Asamblea.
Enlace copiado
EUA, Francia y el Vaticano  en contra de ese organismo

EUA, Francia y el Vaticano en contra de ese organismo

Enlace copiado
La Asamblea Constituyente impulsada por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue instalada ayer como órgano “soberanísimo y plenipotenciario”, en medio del rechazo de varios países, a los que se sumó el Vaticano.

Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y Francia, Emmanuel Macron, coincidieron ayer en que el gobierno del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, “debe restaurar los derechos” de los venezolanos, informó la Casa Blanca en un comunicado.

La conversación telefónica entre ambos mandatarios coincidió con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela –un órgano integrado únicamente por representantes afines al Gobierno– en el Palacio Federal Legislativo en Caracas, pese al rechazo de la oposición y de buena parte de la comunidad internacional.

Este jueves, el Departamento de Estado de Estados Unidos subrayó que considera “ilegítima” tanto la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) como el proceso por el que fue elegida. “Los Estados Unidos no reconocerá a la Asamblea Nacional Constituyente”, sentenció la institución en el comunicado. Luego agregó que la administración Trump responderá a la instalación de la ANC con nuevas sanciones “robustas”, y ha amenazado con tomar medidas contra quienes tomen parte en ese órgano, que podrá depurar las instituciones del Estado que critican al oficialismo.

Por su parte, la Unión Europea emitió un comunicado en el que instó a “negociar una salida y suspender la instalación efectiva de la Asamblea Constituyente”.

El Vaticano se suma

El Vaticano reiteró su “profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis” en Venezuela y pidió que suspender la Constituyente.

“La Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, como también de la vigente Constitución; se eviten o se suspendan las iniciativas en curso como la nueva Constituyente que, más que favorecer la reconciliación y la paz, fomentan un clima de tensión y enfrentamiento e hipotecan el futuro”, señala un comunicado.
 

Lee también

Comentarios