EUA enfrenta más protestas por polémico filme

Incidentes en varios países musulmanes por la película que es considerada blasfema en contra de Mahoma; Libia arresta sospechosos por ataque en Bengasi.
Enlace copiado
Enlace copiado
Manifestantes atacaron ayer las embajadas de Estados Unidos en Yemen y Egipto en protesta por un filme considerado blasfemo para el Islamismo, mientras buques de guerra estadounidenses se dirigían a Libia tras el asesinato de un embajador del país norteamericano ocurrido previamente esta semana.

En Libia, las autoridades dijeron que habían llevado a cabo cuatro arrestos en la investigación del ataque del martes en el que murió el embajador Christopher Stevens y otros tres diplomáticos estadounidenses en Bengasi.

Ayer, jueves, se extendieron las manifestaciones contra embajadas de Estados Unidos mientras los musulmanes cuestionaban por qué el Gobierno de ese país no había tomado medidas contra los realizadores de la película.

Cientos de manifestantes yemeníes irrumpieron por la puerta principal del complejo diplomático fortificado en el este de Saná, gritando consignas como “Nos sacrificamos por ti, mensajero de Alá”. Más temprano, habían roto ventanas de las oficinas de seguridad fuera de la embajada estadounidense y quemaron vehículos.

Una fuente de seguridad dijo que al menos 15 personas resultaron heridas, algunas por disparos, antes de que las fuerzas de seguridad rodearan el área con soldados.

En Egipto, manifestantes lanzaron piedras contra un grupo de policías que rodeaba la embajada estadounidense en el centro de El Cairo, luego de escalar los muros de la sede y tirar abajo la bandera del país.

La agencia estatal de noticias egipcia dijo que 13 personas resultaron heridas por la violencia, que emergió el miércoles por la noche luego de manifestaciones el martes.

Unos 200 manifestantes se reunieron fuera de la embajada estadounidense en Kuwait, gritando consignas como “Dios es grande”.

En tanto, el consulado estadounidense en Berlín fue parcialmente evacuado luego de que un funcionario se sintiera mal tras abrir un sobre sospechoso. Islamistas bangladesíes intentaron dirigirse hacia la embajada de Washington en Dacca y estudiantes iraníes protestaron en Teherán.

Obama prevé más protestas

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que prevé más protestas antiestadounidenses en Oriente Medio en los próximos días, pero aseguró que “Estados Unidos no puede retirarse de la región”.

“Lo que yo preveo es que seguiremos viendo protestas durante los próximos días, pero en lo que quiero hacer hincapié es que nuestros diplomáticos están en peligro, cada día, en muchos de esos destinos pero hacen un trabajo excelente y heroico”, dijo.

Obama, en un discurso en Golden, Colorado, también prometió que los culpables serán castigados. “Quiero que la gente en el mundo me escuche”, dijo. “A todos aquellos que nos hagan daño: ningún acto terrorista será impune. No le restaré importancia a los valores que presentamos orgullosamente ante el resto del mundo. Ningún acto de violencia sacudirá la resolución de Estados Unidos de América”.

Mientras tanto, el nuevo primer ministro transitorio libio, Mustafa Abu Shagur, elegido el miércoles por el Parlamento, aseguró que Libia está en contacto con Estados Unidos, en relación al asalto del consulado de Bengasi, en el que murió el embajador estadounidense Chris Stevens y otras tres personas, aunque subrayó que no permitirá ninguna injerencia en la soberanía del Estado.

Romney ataca

El candidato presidencial

republicano, Mitt Romney, criticó ayer la gestión de política exterior de Estados Unidos y dijo que el país parecía estar a merced de lo que sucede en el mundo.

Romney defendió la necesidad de darle un mayor rol al Ejército estadounidense durante un mitin de campaña en el norte de Virginia, un estado que podría tener una influencia decisiva en las eleccciones presidenciales del 6 de noviembre.

Pero el ex gobernador de Massachusetts no reiteró las acusaciones de que Obama se estaba disculpando con los enemigos de Estados Unidos.

“Al observar hoy el mundo, a veces parece como si estuviéramos a merced de los eventos, en lugar de darles forma”,declaró en Fairfax, en las afueras de Washington D.C.

Sus críticos dicen que Romney fue demasiado rápido en querer politizar el hecho en medio de la campaña electoral y que sus declaraciones tras el incidente en Bengasi no fueron adecuadas.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter