Lo más visto

Más de Internacionales

EUA planea iniciar redadas este fin de semana

Funcionarios consultados por The New York Times señalaron que ICE buscará primero a unos 2,000 inmigrantes que ya han recibido órdenes de deportación y que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.

Enlace copiado
En alerta. La rama de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO) de ICE tiene una lista de objetivo inicial de 2,500 adultos y niños, pero el plan contempla la captura de hasta 10,000 migrantes. Los arrestos ocurrirían en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco, metrópolis donde se concentra el mayor número de inmigrantes legales e indocumentados.

En alerta. La rama de Operaciones de Ejecución y Remoción (ERO) de ICE tiene una lista de objetivo inicial de 2,500 adultos y niños, pero el plan contempla la captura de hasta 10,000 migrantes. Los arrestos ocurrirían en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco, metrópolis donde se concentra el mayor número de inmigrantes legales e indocumentados.

Enlace copiado

El Gobierno del presidente Donald Trump planea iniciar este fin de semana un operativo a escala nacional en busca de familias de inmigrantes que viven en el país de manera ilegal, a pesar de la férrea oposición de los demócratas y los cuestionamientos sobre si es la mejor manera de utilizar los recursos ante la crisis que se vive en la frontera sur.

Trump pospuso el inicio del operativo a finales del mes pasado y estaría dirigido a personas con órdenes finales de deportación, incluyendo familias cuyos casos migratorios fueron expeditados por jueces en diez grandes ciudades, incluyendo Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Miami.

La medida ha desatado indignación y preocupación entre legisladores y activistas. "Nuestras comunidades han estado en constante temor", dijo el jueves Estela Vara, una organizadora del área de Chicago, durante una protesta a las afueras de las oficinas del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus iniciales en inglés), donde algunos activistas gritaron: "¡Inmigración, no deportación!".

La medida continúa en planes y podría empezar este fin de semana o posteriormente, según dos funcionarios del Gobierno que hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a discutir el tema públicamente.

Univisión informó que el ICE está listo para identificar, detener y deportar al menos un millón de indocumentados que ya tienen órdenes de expulsión, según les afirmó un alto funcionario del gobierno.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus iniciales en inglés) presentó el jueves una demanda preventiva con el fin de proteger a los solicitantes de asilo. En tanto, los activistas reforzaron sus preparativos al repartir guías en las que detallan los derechos de los inmigrantes e información sobre líneas telefónicas de ayuda, además de organizar manifestaciones en lugares públicos. Se programaron para el viernes vigilias afuera de centros de detención en cientos de lugares, así como protestas en Miami y Chicago el sábado.

Destacado
Las redadas incluirán deportaciones “colaterales”, según los funcionarios que hablaron con The New York Times. Cuando sea posible, los miembros de una familia serán recluidos en centros de detención familiar en Texas y Pensilvania.

La redada es similar a otras realizadas de manera regular desde 2003 y que a menudo produjeron cientos de arrestos. Es algo inusual que vayan en contra de familias, en lugar de inmigrantes con antecedentes penales, pero no sería la primera vez.

Los Gobiernos tanto de Barack Obama como de Trump han realizado operativos previos dirigidos a las familias. Pero esta medida es distinta debido al ambiente político que la rodea.

Trump anunció en Twitter el mes pasado que el operativo representaría el inicio de una batida para deportar a millones de personas que están ilegalmente en el país, algo casi imposible al considerar los recursos limitados con los que cuenta el ICE, la agencia responsable de realizar los arrestos y cumplir con las órdenes.

Posteriormente canceló la operación después de sostener una conversación telefónica con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, mientras que los legisladores trabajaban por aprobar un paquete de ayuda fronteriza de $4,600 millones.

Además, se habían filtrado detalles, lo que causó preocupación entre las autoridades por la seguridad de los agentes del ICE. La dependencia dijo en un comunicado que no difundirá detalles sobre la operación. "Como siempre, el ICE da prioridad al arresto y retiro de foráneos presentes de manera ilegal y que representen una amenaza a la seguridad nacional, pública o fronteriza", indicaron.

Trump comenzó a insinuar nuevamente en los últimos días que habría más deportaciones. El fin de semana pasado señaló que iniciarían "muy pronto". "Bueno, no las llamo redadas", dijo el mandatario. "Yo digo que llegaron aquí ilegalmente y los vamos a sacar legalmente".

Ken Cuccinelli, el nuevo director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, siglas en inglés), dijo el miércoles a CNN que los operativos "sucederán sin lugar a dudas". Pelosi expresó su esperanza de que el Gobierno reconsidere la medida. "Las familias deben estar juntas", declaró.

Indignación

El gobernador y la fiscal general de Nueva York y la ACLU rechazaron las redadas previstas para este domingo.

El gobernador de la ciudad, Andrew Cuomo, denunció la decisión de Trump y la calificó de "directiva despreciable e inhumana". Asimismo Cuomo, que prometió hacer frente a las medidas de la Administración Trump, ha dado aviso a los departamentos estatales afectados para que ayuden a las familias que necesiten servicios legales.

La fiscal general del estado, Letitia James, por su parte, aseguró en un comunicado que "la insistencia de la Administración Trump de utilizar a las familias migrantes como una pieza de negociación con los líderes del Congreso es tan deplorable como un acto contra los valores estadounidenses".


  

 Nueva York y Chicago

Alcaldes y gobernadores rechazan las redadas


(EFE) Gobernadores y alcaldes de grandes ciudades de Estados Unidos indicaron este jueves que implementarán medidas para ayudar a las familias de los inmigrantes que puedan verse afectados por las redadas que, según informaciones de prensa, comenzarán a escala nacional este fin de semana.

En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio y la Oficina de Asuntos de Inmigrantes de esa metrópolis pidieron ser “conscientes” de los derechos de los indocumentados si un agente federal de inmigración llega a su hogar o se aproxima en un lugar público.

En su mensaje, De Blasio dijo que, en caso de redadas, los inmigrantes pueden pedir “ayuda gratuita, legal y segura” para aprender cómo protegerse en una situación de este tipo.
En Chicago, la alcaldesa Lori Lightfoot afirmó que la principal urbe del estado de Illinois “es y siempre será una ciudad acogedora que no tolerará que se separe” a las familias.

En esa ciudad, una de las diez en las que se supone que agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) realizarán las redadas, se espera que 10,000 personas participen este sábado de una marcha en contra de estas operaciones. 

Tags:

  • ICE
  • Redadas EUA

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines