Lo más visto

Más de Internacionales

EUA pone fin al internet como un servicio público

Telecomunicaciones decidió que el tráfico en la red ya no se tratará de la misma forma para todas las personas.
Enlace copiado
EUA pone fin al internet como un servicio público

EUA pone fin al internet como un servicio público

Enlace copiado

Las autoridades de telecomunicaciones de Estados Unidos dejaron sin efecto las reglas que permitían mantener la “neutralidad en internet”, y así, los proveedores del servicio como Verizon, Comcast y AT&T tienen manos libres para reducir la velocidad de navegación (o transmisión), bloquear páginas y aplicaciones a su antojo, y también para cobrar cuando los usuarios quieran navegar más rápido.

En una votación de 3-2 apegada a líneas partidistas, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) desechó un viejo principio que indicaba que todo el tráfico en internet debía tratarse de la misma manera. Durante la administración del expresidente Barack Obama, quedó establecido este principio como una normativa, pero eso fue lo que la FCC derogó.

Las grandes compañías de telecomunicaciones, como AT&T o Verizon, habían presionado para anular las reglas y aseguraban que eran estrictas y desalentaban la inversión en redes de banda ancha.

“¿Qué fue lo que hizo hoy la FCC?”, preguntó el presidente del organismo, el republicano Ajit Pai.

“En términos simples, restauramos el marco de mínima reglamentación que ha regido a internet durante la mayor parte de su existencia”.

El empeño por eliminar las reglas que facilitaban la neutralidad de la red ha generado temores entre los defensores de los consumidores, varias compañías web y los ciudadanos estadounidenses, porque existe el riesgo de que sus compañías telefónicas y de televisión por paga podrán controlar qué es lo que la gente ve y qué es lo que hace en internet.

Pero la industria de la banda ancha ha prometido que la experiencia en internet para el público no sufrirá cambios.

Es poco probable que la votación de la FCC sea definitiva. Los defensores de la neutralidad en internet amenazaron con impugnaciones legales y el fiscal general de Nueva York prometió encabezar una demanda de varios estados.

Mark Stanley, portavoz de la organización de libertades civiles Demand Progress, dijo que existe una “buena posibilidad” de que el Congreso revierta la decisión.

“El hecho de que el presidente Pai prosiguiera con esta política tan impopular es alarmante a cierto grado”, dijo. “Pero no es sorprendente, por desgracia”, concluyó el experto.

El jueves, alrededor de 60 manifestantes se reunieron en Washington para protestar en contra de la decisión de la FCC. Justo antes de la votación, se evacuó brevemente la sala de audiencias y se realizó una inspección por motivos de seguridad que no fueron especificados.

La FCC acató el principio de neutralidad en la red durante más de una década y lo consagró en su reglamento adoptado en 2015.

Según las nuevas reglas que se aprobaron el jueves, las empresas como Comcast y AT&T de todo el mundo podrían reducir la velocidad o bloquear el acceso a servicios que no les gustan o que son su competencia. También podrían cobrar cuotas más altas a sus rivales y obligarles a pagar por una velocidad de transmisión mayor. Lo único que tienen que hacer es publicar sus políticas en línea o informar a la FCC.

Ya ha sucedido en el pasado. Por ejemplo, en 2007 The Associated Press descubrió que Comcast bloqueaba o reducía la velocidad de algunas transferencias de archivos. Y AT&T bloqueó Skype y otros servicios de llamadas por internet para iPhone hasta 2009.

El cambio de reglas también elimina ciertas protecciones federales al consumidor, obstruye leyes estatales que contradicen la postura de la FCC y en general transfiere la supervisión de los servicios de internet en su totalidad a otra agencia, la Comisión Federal de Comercio.

Angelo Zino, analista de CFRA Research, dijo que prevé que AT&T y Verizon sean los más beneficiados con el cambio de reglas debido a que podrían darle prioridad a las películas, programas y otros videos o servicios musicales que ellos proveen.

Eso podría perjudicar a rivales como Sling TV, Amazon, YouTube, Netflix y otros servicios que ni siquiera se han creado.

Lee también

Comentarios