Lo más visto

Más de Internacionales

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

Con un discurso corto y cargado de nacionalismo, el nuevo presidente estadounidense inicia su mandato con el desafío de cumplir promesas.
Enlace copiado
“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

“EUA primero”, el lema del Pdte. Trump

Enlace copiado
Donald Trump se convirtió ayer en el presidente número 45 de Estados Unidos y estableció como faro de su mandato el lema “America first” (Estados Unidos primero). Con él ganó las elecciones de noviembre en el país más poderoso del mundo y con él traslada a la Casa Blanca el populismo que antes se instaló en el sur del continente y que ahora también recorre Europa.

Faltaban un par de minutos para el mediodía en Washington cuando Trump juró su cargo a los pies del Capitolio. Lo hizo con corbata roja, ante decenas de miles de personas y sobre dos biblias: la que en 1861 utilizó Abraham Lincoln y la que, con su nombre grabado, recibió como regalo de su madre hace más de 60 años.

De la escena fue testigo directo Barack Obama, el hombre que en medio de una ola de entusiasmo se convirtió hace justo ocho años en el primer presidente negro de Estados Unidos y cuyo legado se dispone a desmontar el republicano.

En el discurso que los nuevos mandatarios suelen utilizar para pedir unidad, Trump recurrió ayer a la prédica repetida en campaña durante meses: “Make America great again” (Hagamos a Estados Unidos grande otra vez). “Una nueva visión gobernará nuestro país”, anticipó. “Nunca más volverán a ser ignorados”, dijo a los norteamericanos.

A sus 70 años, el republicano inició cuatro años de mandato agitando en su discurso el nacionalismo –tras la ceremonia declaró por decreto el 20 de enero Día del Patriotismo– y anunciando que hará volar el “establishment” por los aires. Amenazaba lluvia sobre Washington desde primeras horas de la mañana de la investidura y esta comenzó a caer momentáneamente cuando empezó a hablar el nuevo presidente.

En las calles, la policía lanzó aerosol pimienta y granadas aturdidoras contra manifestantes en confrontaciones que ocurrieron a solo unas manzanas de la ruta del desfile por la investidura de Trump. Decenas de personas fueron arrestadas.

Diversas manifestaciones se desarrollaron pacíficamente en varios puntos de control de seguridad cerca del Capitolio, mientras la policía ayudaba a quienes tenían entradas para asistir a la ceremonia inaugural. Entre varias pancartas podía leerse “Que la libertad sea para todos” y “Liberen a Palestina”.

Primeras leyes

Trump usó rápidamente sus recién estrenados poderes en la Casa Blanca y promulgó una iniciativa de ley a fin de permitir que el general jubilado James Mattis sea su secretario de Defensa. Trump también firmo otros documentos de nominación para allanar el camino a sus designados en el Gabinete. Mattis fue confirmado en el cargo en horas de la tarde.

Menos de una hora después de terminar su discurso de investidura, Trump se sentó en una habitación ornamentada a unos pasos del pleno del Senado y firmó una serie de documentos con los que inició formalmente su administración.

Flanqueado por el vicepresidente Mike Pence y los líderes del Congreso, elogió a cada uno de sus nominados mientras firmaba los papeles y entregaba los bolígrafos que usaba. Esos intercambios le permitieron bromear con sus nuevos rivales en el Congreso, incluido el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y la líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Tags:

  • estados unidos
  • donald trump
  • casa blanca
  • capitolio
  • inmigracion
  • fronteras
  • barack obama

Lee también

Comentarios