EUA quiere abrir en Panamá un nuevo capítulo con América Latina

Muchos analistas consideran que Estados Unidos ha perdido influencia en América Latina, ya sea porque se ha concentrado en otras zonas más conflictivas descuidando la región o porque ha perdido amigos.
Enlace copiado
EUA quiere abrir en Panamá un nuevo capítulo con América Latina

EUA quiere abrir en Panamá un nuevo capítulo con América Latina

EUA quiere abrir en Panamá un nuevo capítulo con América Latina

EUA quiere abrir en Panamá un nuevo capítulo con América Latina

Enlace copiado
El deshielo diplomático entre Washington y La Habana puede abrir un nuevo capítulo en las relaciones entre Estados Unidos y Latinoamérica, que podría empezar a escribirse en la Cumbre de las Américas en Panamá de esta semana, en la que Cuba participa por primera vez.

Acusado de intervenir demasiado en el continente o, al contrario, de desentenderse de sus problemas, las relaciones de América Latina con el vecino del norte han sido históricamente complicadas.

El vínculo pasó por muchas estapas dede el "América para los americanos" de la doctrina Monroe, que marcó durante décadas la política exterior intervencionista de Washington en la región, al "Todos somos americanos" del presidente Barack Obama, que propone una nueva relación entre iguales.

Obama pronunció esa frase en español cuando anunció en diciembre el acuerdo con Cuba para restablecer relaciones bilaterales, después de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico entre ambos países. Un año antes, el secretario de Estado John Kerry proclamó el fin de la doctrina Monroe.

Expertos consultados por dpa coinciden en señalar que la nueva política hacia Cuba marcará un antes y un después en las relaciones de Washington con la región.

Carl Meacham, director del programa de las Américas del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), considera que hasta el deshielo con Cuba Obama había una política "modesta" hacia la región.

"La distensión con Cuba quita un elemento de tensión", señala Harold Trinkunas, director de la Iniciativa Américas del "think tank" Brookings.

"El acercamiento a Cuba es el cambio más importante en décadas. Remueve el obstáculo principal, históricamente hablando, de las relaciones", según Héctor Schamis, profesor de estudios latinoamericanos de la Universidad Georgetown.

Pero ¿pasan las relaciones entre Estados Unidos y América Latina por su mejor momento? Depende de a quién se pregunte.

Muchos analistas consideran que Estados Unidos ha perdido influencia en América Latina, ya sea porque se ha concentrado en otras zonas más conflictivas descuidando la región o porque ha perdido amigos, ante el auge de gobiernos populistas y la influencia creciente de China.

Otros expertos consultados por dpa tienen una visión más optimista. "Lo del descuido nunca me convenció", asegura Schamis. "Que otros tengan influencia -China- es inevitable, si uno mira la evolución del PIB de Estados Unidos y de China en las últimas décadas. O sea, no es 'descuido', es cambio económico y, ergo, en la política internacional".

Trinkunas considera "lógico e inteligente enfocarse en otras partes del mundo donde las crisis y las amenazas a los intereses vitales de Estados Unidos son mayores". El experto de Brookings, que sostiene que las relaciones interamericanas están "mejor de lo que ustedes piensan", recuerda que "en comparación con otras partes del mundo, América Latina carece de grandes crisis".

Juan Carlos Hidalgo, analista del CATO Institute, cree que la relación distante que Washington mantiene con algunos gobiernos "no implica que Estados Unidos haya descuidado a América Latina". El experto de CATO recuerda que "durante la administración Bush, Washington negoció exitosamente acuerdos comerciales con diez países de la región".

Los expertos consultados coinciden en señalar que es difícil para Washington mantener una política única hacia la región, dadas las diferencias ideológicas y económicas entre los países. "Una política única no sirve", apunta Cynthia Arnson, directora del programa de América Latina del Wilson Center.

Trinkunas precisa que "Centro y Norte América y el Caribe, por razones de integración económica, social y demográfica, tienen buenas relaciones con Estados Unidos en general. Con Sudamérica, las relaciones son más distantes". El experto de Brookings cree que eso se debe tanto "al incremento de autonomía de los países de la región porque ahora son más prósperos y estables por la diversificación de su intercambio internacional" como a "las ambiciones de algunos gobiernos de turno, especialmente los bolivarianos".

Washington espera que la normalización de las relaciones bilaterales con Cuba conduzca a unas mejores relaciones con América Latina. Pero las recientes tensiones entre Washington y Caracas tras las sanciones a siete funcionarios venezolanos demuestran que no será fácil.

"Eso es interpretar mal el estado de ánimo de los latinoamericanos", según Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS) de la Universidad de Miami, que considera que los gobiernos de la región apoyarán a Venezuela, dada su influencia en la región. "No van a cantar como los ayatolás 'odiamos a América' pero tampoco van a decir 'te queremos América'", según el experto en Cuba.

Tags:

  • estados unidos
  • america latina
  • eua
  • panama
  • cuba
  • cumbre de las americas
  • relaciones diplomaticas

Lee también

Comentarios

Newsletter