Lo más visto

El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

El delegado salvadoreño permanente ante la OEA se opuso ayer a una sesión para revisar la situación de crisis en Venezuela y se mantuvo alineado con Nicaragua y otros países.
Enlace copiado
Sesión.  El Consejo Permanente de la OEA celebró ayer una sesión para hablar de Venezuela.

Sesión. El Consejo Permanente de la OEA celebró ayer una sesión para hablar de Venezuela.

El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

El Salvador acuerpa a Venezuela en sesión de OEA

Enlace copiado
La representación de El Salvador en la Organización de Estados Americanos (OEA) mantuvo ayer su férreo apoyo al Gobierno venezolano, presidido por del presidente Nicolás Maduro, primero negándose a discutir en una sesión extraordinaria la crisis que vive el país suramericano y luego diciendo que “El Salvador (no) acompaña el informe presentado por el secretario general”, Luis Almagro, sobre la situación en Venezuela.

En dicho informe, Almagro llama a elecciones democráticas, a la liberación de todos los presos políticos y a atender la escasez de alimentos y de servicios de salud.

Carlos Calles Castillo, el representante permanente de El Salvador en la sede de la OEA, dijo “no” a discutir la orden del día en una sesión extraordinaria en el Consejo Permanente, celebrada a petición de 18 países.

Sin embargo, 20 países dijeron “sí” y los Estados miembros se volcaron a una tensa discusión sobre la situación en Venezuela. Además de El Salvador, Nicaragua y otros nueve países continuaron su respaldo a Maduro, pero no fue suficiente para impedir la discusión.

“El Salvador no puede acompañar el proyecto de texto de declaración presentado, así como tampoco acompañamos el informe presentado por el secretario general (de la OEA)”, exclamó Calles ante los Estados miembros.

“Mucho menos (apoyamos) las medidas que propone como conclusiones. Consideramos que (el informe) vulnera y rompe los principios fundamentales de la Carta Democrática Interamericana, vulnera la soberanía del Estado venezolano”, dijo Calles, como vocero oficial del Gobierno de El Salvador, en declaraciones transmitidas en directo por la OEA.

En un comunicado de prensa posterior, Casa Presidencial aseguró que el país sigue pensando que la línea que Venezuela debe seguir es el diálogo entre el oficialismo y la oposición.

Así, El Salvador hace un llamado a los países miembros a “acompañar al pueblo venezolano para que, por los mecanismos legítimos” y con la mediación de “la Santa Sede, pueda pronto llegarse a acuerdos que den estabilidad a esta nación hermana”.

La oposición se levantó de la mesa de diálogo hace tiempo, alegando que el gobierno de Maduro se lo toma como un juego, ya que no cumplió con la liberación de los presos políticos, y puso cantidad de obstáculos para la activación de un referendo.

Todas estas declaraciones tuvieron lugar un día después de que el senador de Estados Unidos Marco Rubio lanzó una advertencia directa a El Salvador (y otros dos países) por el respaldo que da a Venezuela. Rubio recordó que en estos momentos el Congreso está considerando importantes recortes al presupuesto de cooperación internacional, y que será difícil continuar dando estos aportes a países que no apoyan “la democracia”.

De hecho, el senador tuiteó ayer: “Voto vergonzoso de Haití, El Salvador y República Dominicana durante la reunión de hoy de la OEA en apoyo a Nicolás Maduro”.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, agradeció el respaldo “sensato” de algunos países que no le abandonaron en la votación “a pesar de que han sido sometidos a amenazas” en el tema de cooperación internacional.

Rubio aseguró el lunes a El Nuevo Herald que sus palabras no constituían una “amenaza”, sino más bien una “realidad”, cuando el presidente Donald Trump ha planteado un recorte del 28 % al presupuesto en cooperación para el año fiscal 2018.

ARENA, a través de un comunicado, condenó la votación del representante de El Salvador y dijo que era en consonancia con el apoyo del FMLN al régimen de Maduro.

“ARENA exige al presidente de la República de El Salvador defender la democracia, los derechos humanos, y le exige independencia en su política exterior y no alinearse a las órdenes de Nicolás Maduro, de Venezuela”, reza el comunicado, en el cual califica de “vergüenza” el voto emitido para evitar la discusión sobre Venezuela.

De acuerdo con el extenso análisis de Almagro –publicado por la OEA–, la mayoría de venezolanos piensa que la violencia ha aumentado porque han sido víctimas de un delito. A la crisis alimentaria se le suma una increíble escasez de gasolina que recientemente provocó largas colas en un país que es productor de petróleo.

La oposición achacó esa situación a una serie de deudas.

Por su parte, Guillermo Gallegos, presidente de la Asamblea Legislativa, se pronunció ayer diciendo que El Salvador debería tomar una posición fuerte en contra de lo que está sucediendo en Venezuela. “No podemos darle la espalda a lo que se está dando en ese país, la grave crisis que están viviendo los venezolanos y todas las violaciones a los derechos humanos que están pasando”, dijo.

La sesión de ayer en la OEA concluyó infructuosa y sin una posición respecto de la activación de la Carta Democrática, pero 20 países sí acordaron concretar una “hoja de ruta para apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto del Estado de Derecho”, según lo presentado en una transmisión en directo por la embajadora de Canadá, Jennifer May Loten.

Lee también

Comentarios