Lo más visto

El brutal asesinato de una joven embarazada: el origen de las protestas en Hong Kong

Un hecho increíble ocurrido en febrero del 2018 ha provocado, más de un año después, una de las crisis sociales más grandes que China ha enfrentado. 

Enlace copiado
El brutal asesinato de una joven embarazada: el origen de las protestas en Hong Kong

El brutal asesinato de una joven embarazada: el origen de las protestas en Hong Kong

Enlace copiado

Las protestas en Hong Kong iniciaron luego de conocerse el proyecto de extradición a China, que fue presentado hace meses por la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam.

Sin embargo, el Gobierno hongkonés no imaginó el impacto que esta iniciativa supondría para la población, quienes pensaron que eso amenazaba el estatus de semiautonomía con la que cuenta el territorio.   

Poco se ha informado sobre que, detrás de las once semanas continuas de manifestaciones multitudinarias, del cierre de aeropuertos y los enfrentamientos violentos entre civiles y autoridades, existe un acontecimiento aún peor que sucedió el año pasado.

Un brutal asesinato

Poon Hiu-wing iba a clases de cocina y estética. Chan Tong-kai estudiaba negocios. Foto de South China Morning Post. 

Según el periódico asiático South China Morning Post, Poon Hiu-wing, de 19 años, y Chan Tong-kai, de 20, se conocieron en julio de 2017 cuando trabajaban medio tiempo en la misma empresa. Un mes después ya eran pareja. 

En febrero del 2018, Poon, quien para entonces tenía cinco semanas de embarazo, y Chan salieron de Hong Kong con el objetivo de celebrar San Valentín en Taipei, Taiwán. Todo marchaba bien, aparentemente, hasta el día que se suponía debían regresar a su ciudad natal. El 17 de febrero Poon no regresó.

La pareja había discutido por una maleta rosada que Poon compró en el mercado de Taipei, según contó Chan un mes después a los investigadores. De acuerdo a las declaraciones, la discusión se habría tornado más violenta cuando ella le reveló que el padre del bebé que esperaban era su ex novio. Acto seguido, ella le mostró un vídeo donde tenía relaciones sexuales con otro hombre. 

La revelación y el video terminó de enojar a Chan, según declaró él mismo. A consecuencia, la tomó por detrás del cuello, y forcejeó con ella en el suelo por 10 minutos más hasta matarla. Chan la había estrangulado y ''doblado" para meterla en la misma maleta rosada que detonó la discusión.

Además de asesinarla, Chan robó el dinero de las tarjetas de crédito de su novia y regresó a Hong Kong. A su regresó, los padres de la joven preguntaron a Chan por el paradero de su hija. Este le contó a los padres de Poon que habían tenido una pelea y que habían decidido "tomar caminos separados", alegó no saber la razón por la cual ella no había regresado. A las autoridades les dijo lo mismo. 

En las imágenes de las cámaras de vigilancia se observa a la pareja discutiendo. Foto de South China Morning Post.

Semanas después imágenes, de las cámaras de seguridad del hotel donde se hospedó la pareja, mostraban a Chan salir por la mañana con la maleta rosada. Esta misma fue encontrada después, con el cadáver adentro, en la estación de trenes de Zhuwei, Taiwán. Fue entonces cuando confesó los crímenes.  

En Hong Kong lo enjuiciaron por malversar fondos de las tarjetas de crédito, sin embargo, no podían sentenciarlo por un asesinato que cometió en Taiwán. Fue entonces cuando Taiwán pedía su extradición para juzgarlo por ese delito. 

Imposibilidad para extraditar al asesino

La legislación de Hong Kong no permite extraditar a Chan para ser juzgado en Taiwán. 
Por el momento y por tiempo indefinido, Chan no puede ser extraditado de Hong Kong hacía China o Taiwán.
 

La razón se remonta a 1993, cuando el territorio de Hong Kong dejó de ser una colonia Británica y consiguió cierta autonomía. Está dentro de China y bajo su soberanía, pero con una legislación aparte. Oficialmente su nombre es Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular China, lo que puede dar una idea de su situación.

Conforme a la legislación de Hong Kong, las autoridades no pueden extraditar a ningún sospechoso de crímenes hacia China Popular, Taiwán o Macao. A este obstáculo se le suma otro: a pesar que Taiwán pidió la extradición, esta debía ser a través de China, puesto que este último no reconoce la soberanía de la isla.  

A pesar de todo esto, Lam como jefa ejecutiva de Hong Kong, propuso el proyecto de ley de extradición a China. El primer borrador incluía una variedad de delitos que podían ser motivo de extradición. Posteriormente esta lista de delitos se redujo, pero aún figuraban la corrupción, el contrabando y el fraude. 

No obstante, para los críticos políticos y demás ciudadanos del territorio eso podría ser un "caballo de troya" para que China robara la autonomía de Hong Kong paulatinamente. Destapando así las inconformidades que terminaron en protestas.

El descontento de las personas se salió de las manos de las autoridades por lo que el proyecto de ley quedó cerrado indefinidamente, pero la crisis social continúa hasta el día de hoy.  

  

Tags:

  • Hong Kong
  • Protestas en Hong Kong

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines