El diálogo sirio se reanuda en la ONU bajo polémica

Damasco negó acusación de supuesto crematorio. EUA impuso más sanciones.
Enlace copiado
Enlace copiado
La sexta ronda de las negociaciones de paz entre el Gobierno y la oposición siria comenzó ayer en medio de la polémica por la presunta existencia de un crematorio instalado por el régimen de Damasco para deshacerse de presos ejecutados en la cárcel de Saidanaya.

Las dos delegaciones, la encabezada por el jefe de la opositora Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), Naser Hariri, y la que preside el embajador de Siria en la ONU, Bashar Yafari, no se pronunciaron sobre la denuncia que hizo Estados Unidos en relación con la existencia del crematorio.

Tampoco lo hizo el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan De Mistura, quien había pedido a las partes no hacer declaraciones en la sede europea del organismo, en Ginebra.

En tanto, el Gobierno de Estados Unidos impuso sanciones económicas a cinco sirios, entre ellos dos primos del presidente Bachar Al Asad, y otras tantas empresas próximas al régimen de Damasco.

Lee también

Comentarios

Newsletter