Lo más visto

El duro sepelio de un estudiante nicaragüense muerto en el asalto a la UNAN-Managua

El caso de la UNAN, que se había convertido en uno de los centros neurálgicos de la protestas, concitó una gran atención puesto que durante el ataque de los paramilitares más de un centenar de estudiantes se refugiaron en la cercana parroquia de la Divina Misericordia. 
Enlace copiado
Familiares y amigos de Gerald Vásquez participan durante su velorio hoy, lunes 16 de julio de 2018, en Managua/EFE

Familiares y amigos de Gerald Vásquez participan durante su velorio hoy, lunes 16 de julio de 2018, en Managua/EFE

Enlace copiado

Familiares, amigos y estudiantes opositores al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dieron hoy el último adiós a Gerald Vásquez, uno de los dos estudiantes que murieron cuando un grupo de paramilitares asaltó la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) en Managua el pasado viernes.

Tras velar al joven de 20 años en su casa, una comitiva fúnebre recorrió las calles de Managua durante varias horas en las que familiares y amigos, algunos de ellos encapuchados, transportaron el féretro de Vásquez.

Al frente de la comitiva, la madre de Vásquez caminaba con una camiseta con los colores blanco y azul de la bandera de Nicaragua y el eslogan "que se rinda su madre" que se ha convertido en la consigna de los manifestantes que piden la salida de Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, del poder.

FOTO EFE

Los congregados, que convirtieron el cortejo fúnebre en una pequeña protesta, clamaron "justicia" y "Ortega, Murillo, asesinos".

También cantaron en varias ocasiones el himno de Nicaragua mientras recordaban a Vásquez o "Chino", como le conocían sus amigos.

Al paso de su ataúd, sus compañeros hicieron estallar los pequeños morteros artesanales con que se enfrentan a la "fuerzas combinadas", nombre con el que se conocen a los grupos compuestos por policías, paramilitares, parapolicías y antimotines que siempre están fuertemente armados.

El estallido popular contra Ortega comenzó el pasado 18 de abril y desde entonces cerca de 360 personas han muerto en las protestas.

FOTO EFE

Sin embargo, uno de los jóvenes enmascarados que acompañaron el cortejo de Vásquez comentó a Acan-Efe que "van a seguir la lucha siempre en nombre" de su compañero.

El caso de la UNAN, que se había convertido en uno de los centros neurálgicos de la protestas, concitó una gran atención puesto que durante el ataque de los paramilitares más de un centenar de estudiantes se refugiaron en la cercana parroquia de la Divina Misericordia.

Allí pasaron casi 10 horas asediados por los paramilitares, todos ellos encapuchados, que no pararon de disparar contra el templo hasta que una comitiva de la Iglesia Católica, acompañada por vehículos de la Cruz Roja, consiguió sacar a los jóvenes y llevarlos hasta la catedral de Managua.

"Vamos a seguir adelante porque así, con toda la gente que se ha volado (asesinado) Daniel (Ortega), no es para que quede en sus manos todo eso", aseguró el hombre enmascarado.

Por todo ello, agregó que no se van a detener.

Tras concluir el cortejo, Vásquez fue enterrado en el cementerio Santo Domingo de Managua, donde sus padres, entre lágrimas, pidieron a sus compañeros que continúen las protestas por las que dio la vida su hijo. 

Tags:

  • UNAN
  • UNAN-Managua
  • Nicaragua
  • Nicaragua crisis
  • Daniel Ortega
  • Alianza Cívica
  • Divina Misericordia

Lee también

Comentarios