El huracán Donald Trump aniquila a sus rivales

Ted Cruz suspendió su campaña por la candidatura republicana, tras la derrota sufrida ayer en Indiana ante el polémico magnate. Trump virtualmente inició la campaña y dijo que va contra Hillary Clinton.
Enlace copiado
Cambia discurso.  Luego de verse ganador y con un contrincante menos, Donald Trump dio un discurso controlado y mucho más conciliador.

Cambia discurso. Luego de verse ganador y con un contrincante menos, Donald Trump dio un discurso controlado y mucho más conciliador.

Sorpresivo retiro.  El anuncio de la retirada de Ted Cruz puso la nota de sorpresa en la noche de primarias en Indiana. El republicano era el único que había quedado para contener el avance de Trump.

Sorpresivo retiro. El anuncio de la retirada de Ted Cruz puso la nota de sorpresa en la noche de primarias en Indiana. El republicano era el único que había quedado para contener el avance de Trump.

Aún favorita.  A pesar de haber perdido en Indiana, Hillary Clinton sigue siendo la favorita de los demócratas y la única que, según las encuestas, derrotaría a Trump en las generales.

Aún favorita. A pesar de haber perdido en Indiana, Hillary Clinton sigue siendo la favorita de los demócratas y la única que, según las encuestas, derrotaría a Trump en las generales.

Votaciones.  Indiana fue el único estado que tuvo primarias ayer. Los votantes salieron a las urnas desde temprano para elegir a su favorito.

Votaciones. Indiana fue el único estado que tuvo primarias ayer. Los votantes salieron a las urnas desde temprano para elegir a su favorito.

El huracán Donald Trump aniquila a sus rivales

El huracán Donald Trump aniquila a sus rivales

Enlace copiado
En el día en que la campaña republicana se tornó más agria, Donald Trump ganó las primarias de su partido en Indiana y quedó virtualmente como el nominado para las presidenciales, ante el retiro de su rival Ted Cruz.

En el Partido Demócrata, en cambio, Bernie Sanders tomó con el paso de las horas ventaja sobre Hillary Clinton, a quien adelantaba con un porcentaje de tres puntos porcentuales que fue creciendo, hasta que las proyecciones le dieron la victoria.

En la víspera, Trump acusó al padre de Cruz de haber participado en el complot para asesinar al presidente John F. Kennedy, algo que llevó al senador cubano-estadounidense a responder que si “Indiana no actúa, vamos al abismo”.

Pero el electorado republicano de Indiana, el único estado que votó ayer en las primarias, dio su veredicto y continuó en la estela que mantiene, pese a la oposición de muchos partidarios, al magnate inmobiliario en ruta a la nominación en la convención de julio.

Trump pareció reforzarse aún más pese a la alianza entre Cruz y el tercer republicano en contienda John Kasich, quien renunció a hacer campaña en Indiana para permitir al senador de Texas intentar obtener una victoria en este estado del Medio Oeste.

La cadena CNN, una hora después del cierre de los centros de votación, proyectó al multimillonario como el ganador, con un 53.5 %; Cruz con 35.6 % y Kasich con 8.2%. En un mitin el domingo en Fort Wayne, la segunda ciudad en importancia del estado, Trump aseguró: “Si gano en Indiana, se acabó”.

Cruz hizo una intensa campaña en los últimos días en Indiana, donde también estuvo su esposa, Heidi, y su compañera de fórmula, Carly Fiorina.

Siguiendo con el guion en estos procesos electorales estadounidenses, el perdedor habló primero, mientras el vencedor espera su turno de forma elegante, un término al que Trump ha rehuido.

Desde un hotel en el centro de la ciudad de Indianápolis, la capital estatal, Cruz se dirigió a sus seguidores con un discurso de 15 minutos, en los que hubo alusiones a sus padres y a los valores religiosos en los que se fundó Estados Unidos, entre otros temas.

El senador por Texas reservó los últimos tres minutos para decir a la concurrencia, al país y al mundo lo que ya se adelantaba en las redes sociales y en las pantallas de las principales cadenas televisivas: Su retiro de la búsqueda de la presidencia.

“Juntos dejamos todo en el terreno en Indiana, dimos todo lo que teníamos, pero los votantes han escogido otro camino. Estamos suspendiendo nuestra campaña, pero escúchenme ahora: No estoy suspendiendo nuestra pelea por la libertad”, aseguró.

En términos legales, “suspender” la campaña significa que seguirá recibiendo donativos, por eso no es casual que el podio desde el que habló ayer tenía la frase “dona”.

Minutos después, desde Nueva York, Trump, en un discurso de 19 minutos, agradeció a los votantes, criticó que se gastaron $12 millones en Indiana en anuncios en su contra, mientras que él solo desembolsó $900,000.

Dando por descontado que será Clinton la candidata demócrata, siguió con ella. “Vamos tras Hillary Clinton, ella no será una gran presidenta, ella no entiende el comercio, su esposo firmó el peor Tratado de Libre de Comercio, que se llama NAFTA”, atacó.

Enseguida, lanzó el proceso de sanar las heridas dejadas por una fiera campaña por la nominación republicana, alabando a Cruz y a los otros 15 rivales que se inscribieron.

“No sé si le caigo bien o no (a Cruz), pero él es un tipo duro, inteligente. Tiene un sorprendente futuro, quiero felicitar a Ted, sé lo difícil que es”, concedió.

Luego dijo que tiene buenas relaciones con los hispanos, los afroamericanos y otros sectores con los que los números, hasta el momento, no le favorecen.

“Trump tiene una montaña muy alta que escalar”, vaticinó David Axelrod, exasesor principal del presidente Barack Obama.

Con este panorama, la campaña presidencial, en términos prácticos, ha comenzado.

Lee también

Comentarios

Newsletter