Lo más visto

Más de Internacionales

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

Francisco canonizará a los dos hermanos que fueron testigos de la aparición mariana cuando se cumplen 100 años del acontecimiento religioso. El pontífice va en calidad de “peregrinaje”.
Enlace copiado
El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

El papa será “un peregrino” en Fátima y llevará consuelo

Enlace copiado
El papa visitará Fátima el 12 y el 13 de mayo “como un peregrino”, según el lema de su decimonoveno viaje internacional, y además de canonizar a Francisco y Jacinta, los dos hermanos pastores testigos de las apariciones marianas junto a su prima, hablará y dará consuelo a los enfermos.

Francisco, como ya hizo en Brasil, pronunciará en esta visita cuatro discursos y lo hará en portugués, explicó ayer el portavoz del Vaticano, Greg Burke.

Se trata de una visita considerada por el Vaticano como “peregrinaje” y no un viaje apostólico, como indica el lema elegido, “Con María, peregrino en la esperanza y en la paz”, explicó Burke, al recordar que por ello no habrá discursos a las autoridades o visitas oficiales.

Una de esas intervenciones, que se espera sea la más conmovedora, cerrará el viaje y estará dirigida especialmente a los enfermos.

Francisco va a Fátima con ocasión del centenario de las apariciones marianas, un viaje que puede “parecer natural” debido a la efeméride, pero que “no se podía dar por descontado”, indicó Burke, quien destacó que es una decisión tomada personalmente por el pontífice.

El papa oficiará, además, una misa en el santuario, en la que canonizará a los dos hermanos que, junto a su prima Lucía, fueron testigos de las apariciones marianas.

Es decisión de Francisco que se celebre esta primera canonización en tierras portuguesas, ya que estas ceremonias se suelen realizar en la basílica de San Pedro, en Roma.

El pontífice también participará en el rezo nocturno del rosario, aunque la misa del viernes será oficiada por el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin.

El Vaticano presentó ayer los últimos detalles de este “peregrinaje” de Francisco, que comenzará con su llegada a la base aérea de Monte Real, donde mantendrá un encuentro privado, no oficial, con el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y tendrá lugar el tradicional intercambio de regalos.

Después Francisco se trasladará en helicóptero, en un vuelo de unos 20 minutos, al estadio de fútbol Fátima y desde allí recorrerá unos tres kilómetros en el papamóvil hasta llegar al santuario.

Su primera etapa en la peregrinación será la capilla en la que los tres pequeños pastores aseguraron que habían sido testigos de varias apariciones de la Virgen María; en ese lugar tendrá un momento de recogimiento en privado y después pronunciará una oración para los fieles y les impartirá una bendición.
 

Lee también

Comentarios