El primer jubileo del papa será por la misericordia

El papa hizo el anuncio del jubileo en la misa para conmemorar sus dos años al frente de la Iglesia católica. Predice que tendrá un papado corto, porque extraña mucho su libertad y explicó la “mexicanización” de Argentina.
Enlace copiado
Cercanía. El papa avanza hacia el altar, ayer en Roma, en medio de la feligresía. A dos años de su llegada al papado, Francisco sigue haciendo a la Iglesia más cercana.

Cercanía. El papa avanza hacia el altar, ayer en Roma, en medio de la feligresía. A dos años de su llegada al papado, Francisco sigue haciendo a la Iglesia más cercana.

El primer jubileo del papa será por la misericordia

El primer jubileo del papa será por la misericordia

Enlace copiado
En el día en el que se celebra su segundo aniversario como papa, Francisco ha convocado un Año Santo extraordinario que comenzará el próximo diciembre y que estará centrado en uno de sus conceptos más predicados: la misericordia.

El anuncio de Su Santidad se produjo durante su homilía en la celebración de la penitencia y su convocatoria, inesperada, suscitó el aplauso de los asistentes a la ceremonia, en la monumental Basílica de San Pedro.

Francisco ha decidido dedicar esta cita a la misericordia, un precepto al que se ha referido en múltiples ocasiones y que está incluido en el propio lema de su pontificado: “Miserando atque eligendo” (“lo miró con misericordia y lo eligió”).

Durante su alocución reclamó que “nadie puede ser excluido de la misericordia de Dios” y animó a los fieles a evitar la superficialidad, sobre todo “cuando nos encontramos ante una persona”.

Reconoció haber pensado a menudo en el modo en que la Iglesia “puede hacer más evidente su misión de testimonio de la misericordia” y concluyó que deberá tratarse de “una conversión espiritual” para la que convocó este período jubilar.

Comenzará el día de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre, y tocará a su fin el 20 de noviembre de 2016, cuando se celebra la Solemnidad de Nuestro Señor Cristo Rey.

Será el próximo 12 de abril cuando se lea y publique en la Puerta Santa de la basílica vaticana la “bula” con la que se convocará oficial y solemnemente este jubileo, el primero del pontífice.

La tradición del Año Santo se remonta a 1300, bajo el papado de Bonifacio VIII, quien decretó celebrarlo cada siglo.

Sin embargo, desde 1475 pasó a convocarse cada 25 años para permitir a cada generación vivir al menos un jubileo ordinario, mientras que los extraordinarios son anunciados con motivo de algún acontecimiento importante.

Francisco rememorará el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II (1962-1965) y animará a la Iglesia a continuar la senda de este influyente evento, que supuso un punto de inflexión en la doctrina y en la liturgia católica.

Como marca la tradición, el rito arrancará con el derribo de la Puerta Santa de la basílica, que solo se abre durante el período jubilar, mientras que el resto del tiempo permanece tapiada.

Se trata de un gesto simbólico con el que la Iglesia católica ofrece a los fieles una vía extraordinaria hacia la salvación.

Tras la apertura de la puerta vaticana se procederá a hacer lo mismo en las otras tres basílicas mayores de la capital italiana: San Juan de Letrán, Santa María la Mayor y San Pablo Extramuros.

Roma, nuevamente, deberá afrontar la llegada de cientos de miles de personas procedentes de todo el mundo, que acudirán a la Santa Sede para cruzar la puerta.

La organización de este evento ha sido asignada al Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, y su presidente, Rino Fisichella, consideró en declaraciones al canal televisivo Sky que “Roma siempre está preparada y abierta porque es una patria común”.

Una postura compartida por el alcalde de la ciudad del Tiber, Ignazio Marino, quien aseguró que el anuncio del papa “es una noticia dichosa” para la capital.

“Roma está lista para afrontar este acto mundial, así como lo estuvo durante la beatificación de los dos papas (Juan XII y Juan Pablo II) el pasado abril (...) Multiplicaremos nuestros esfuerzos para que la organización esté a la altura de esta extraordinaria cita”, aclaró el regidor.

El anuncio del papa se produjo cuando se celebran los dos años de aquella lluviosa tarde en la que un cardenal procedente “del fin del mundo” se asomó al balcón de la Basílica de San Pedro para saludar al mundo como Francisco.

Papado breve

Durante una entrevista con Televisa, el papa argentino realizó unas sorprendentes declaraciones en las que reconocía tener “la sensación” de que su pontificado “será breve, cuatro o cinco años”, sugiriendo la posibilidad de abdicar, como lo hizo el papa emérito Benedicto XVI.

“Lo único que me gustaría es poder salir un día, sin que nadie me conociera e irme a una pizzería a comer una pizza”, explicó.

A dos años de su llegada, pocos para cambiar una institución de 20 siglos de vida, ya se ven pequeños gestos. La primera gran novedad de este pontificado es que el futuro gobierno de la Iglesia católica no está en manos solamente del papa, ni tampoco del poder romano, pues desde hace más de un año un grupo de nueve cardenales llegados desde los cinco continentes discute sobre la reforma de la curia romana, para que sea más ágil y menos burocrática.

Se esperaba mayor rapidez, pero otro de los puntos que han surgido en estos dos años de pontificado ha sido que a la Iglesia le cuesta ponerse de acuerdo en las cuestiones más relevantes y se muestra dividida. Y Francisco divide.

Por ello, el consejo de cardenales, el llamado “C9”, aunque partiendo de la base de que la curia (el gobierno vaticano) necesita una descentralización, no ha conseguido aún ponerse de acuerdo, y también los cardenales se han dividido en el último consistorio de febrero sobre la posible “externalización” de algunas competencias a las iglesias locales.

Francisco no se rinde ante estos primeros escollos y sigue aplicando su teoría de Iglesia universal y colegial.

Así se vio en el último sínodo de los obispos, que ha dejado de ser un mero hemiciclo de debate para convertirse en un lugar donde los prelados llegados de todo el mundo toman y someten al voto las soluciones de los problemas pastorales.

Tags:

  • papa francisco
  • aniversario
  • iglesia catolica
  • jubileo
  • misericordia

Lee también

Comentarios

Newsletter